¿Una "Organización"?


En la historia bíblica, han habido muchos casos de personas guiadas divinamente que se mantuvieron al margen o incluso hasta en oposicion (¿apostasía?) de la “Sociedad u Organización” gobernante en el momento debido a lo corrupta que se había vuelto. ¿Sería que realmente les guiaba Jehová?

Samuel: La humildad de Samuel es un ejemplo para los llamados a si mismos “pastores”. En 1 Samuel 12:13 pregunta: …¿de quién he tomado algo para provecho propio?, ¿a quién he defraudado o aplastado o permitido que me soborne? Las congregaciones están llenas de individuos con complejo de superioridad que abusan de otros y de personas que hacen girar su vida en “sobarle el lomo” a los ancianos y Súperes de circuito. Todo esto se fomenta por ellos mismos aunque de boca digan que no en sus discursos.

Otros aspectos del servicio del profeta Samuel nos ayudan a entender la visión de Dios para con las organizaciones humanas. 1 Samuel 8:7 relata que cuando los ancianos de Israel le insistieron a Samuel que le pidiera un Rey a Jehová para que los guiara -al igual que todas las otras naciones-, ésto le molestó en gran manera. Jehová, por otro lado, le indicó que esa petición era llanamente un desprecio a Su propia autoridad de Jehová gobernar sobre ellos.

Aunque Jehová reguló tal organización del reino de Israel -pues cedió a su establecimiento-, está claro que desde sus inicios jamás tuvo Su beneplácito. El buscar guía visible, esta en contra del propósito de Dios para ayudar al hombre en su vida y una clara muestra de rebeldía contra El.

Job: Se piensa que Job vivió durante el tiempo que Moisés pasó en el desierto antes de sacar a Israel de Egipto o en una etapa posterior a ese. Job no era israelita pero aún así fue usado por Jehová para dar unas de las lecciones más bellas de la Biblia. Ojo que tambien estaba tratando con Moisés -quien sería cabeza de Su Organización-.

Jeremías: Quizás uno de mis personajes favoritos. Casi toda su obra de profeta, fue en oposición y directa condenación hacia la Organización de Dios en funciones. Jehová mismo lo habia enviado para juicio. Dejemos que los textos hablen por sí solos:

(Jeremías 1:17-19) “Y en cuanto a ti, debes ceñirte las caderas, y tienes que levantarte y hablarles todo lo que yo mismo te mande. No te sobrecojas de terror alguno a causa de ellos, para que yo no te infunda terror delante de ellos. Pero en cuanto a mí, aquí he hecho de ti hoy una ciudad fortificada y una columna de hierro y muros de cobre contra todo el país, para con los reyes de Judá, para con sus príncipes, para con sus sacerdotes y para con la gente de la tierra. Y de seguro pelearán contra ti, pero no prevalecerán contra ti, porque: ‘Yo estoy contigo —es la expresión de Jehová— para librarte’”.

(Jeremías 8:5-6) ¿Por qué es infiel este pueblo, Jerusalén, con una infidelidad duradera? Se han asido de la artimaña; han rehusado volverse. He prestado atención, y me quedé escuchando. No era recta la manera como seguían hablando. No había hombre alguno que se arrepintiera de su maldad, y dijera: ‘¿Qué he hecho?’. Cada uno está volviéndose al proceder popular, como caballo que va lanzándose con ímpetu a la batalla.

Jeremías, un total disidente de la Organización religiosa de su tiempo; enviado por Jehová para demolerla y reconstruirla debido a su corrupción y maldad.

Podría ponerme a hablar de muchos otros. Como por ejemplo de Melquizedek, Isaías, Malaquías, Juan el Bautista y el mismo Jesús, quienes se opusieron a la “Organización” ya establecida, no por rebeldes… sino por la necesidad de separarse y denunciar la corrupción reinante.

Saludos,
9328737@gmail.com

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s