Ancianos encubren a pederasta

¿Quién es el sujeto de la foto? Pues es uno de nuestros “hermanos” pillado. ¿Pillado haciendo qué… predicando o assitiendo a las reuniones? Bueno, eso también, lo que pasa es que éste “hermano” le daba por abusar sexualmente de las niñas de 9 y 10 años. Se llama Simental, tiene 49 años y es de Murrieta (California). ¿Cuál es el problema?

El fiscal quiere que los ancianos de la congregación de las niñas agredidas, colaboren con la justicia y declaren sobre las cosas que hizo este criminal con dos niñas de su congregación de 9 y 10 años de edad, hermanas carnales. Pero, ¿cuál es la actitud de los ancianos de congregación siguiendo las directrices de la Watch Tower? ¡Pues que no! ¡Que no quieren colaborar… no quieren decir ni mú!

¡Hay que salvaguardar el patrimonio económico de la Sociedad! Se agarran a lo del secreto de confesión… ¡secreto de confesión en los ancianos!

Los dos ancianos de la congregación de Windsong Valley en Wildomar, dicen que no quieren aportar nada de las declaraciones del culpable al comité de ancianos…¡menuda forma de colaborar con la justicia para proteger el rebaño… a los niños.. tiene la Watch Tower!

Pero esto del secreto de confesión, no se lo cree el fiscal del Condado de Riverside, el Sr. Burke Strunsky, quien opina que los ancianos de congregación deberían de testificar por una razón importante… ¡anteriormente se habían ido de la lengua con otros, sobre lo que les dijo Simental a los ancianos! La moral de la Watch Tower… siempre motivada por no sé qué moral… la cristiana desde luego no.

Se ve que en California la ley protege el derecho del secreto de confesión. Y, las religiones, lo usan discriminadamente –cuando les conviene– para evitar reclamaciones o demandas judiciales. Pero, ya en 2005, la Corte de California, sentenció que los testigos de Jehová y el arzobispo de la Iglesia Católica de Los Ángeles tenían que revelar datos sobre pederastas en sus respectivas iglesias. Ambas confesiones, perdieron su alegación de que les protegía su derecho a guardar silencio por el secreto de confesión.

Simental, se aprovechó de la amistad con los padres de las víctimas, para abusar de las hijas de éstos, entre julio de 2005 y julio de 2006. El asunto salió a la luz, cuando la madre de las niñas, le dijo al director del colegio –donde iban también las de Simental– que no quería que ésta persona se acercase a sus hijasde ningún modo. El director del colegio lo notificó a la policía y así empezó la investigación del caso. Simental, ayer, se enfrentaba a una posible sentencia de 30 años… ¡ásí tendrá tiempo para reflexionar en cómo ha arruinado la vida de dos niñas… con la connivencia de los ancianos de congregación!

El fiscal Strunsky, manifiesta que Simental se confesó a los ancianos en 2006, diciéndoles que había abusado de las niñas. Ese verano, los padres de las niñas se dirigieron a los ancianos para pedirles explicaciones sobre lo ocurrido. Después del Comité Judicial, el anciano Andrew Sinay admitió los hechos delante de la madre de las niñas. Así, tanto Andrew Sinay, como el otro anciano, John Vaughn, se negaron a hablar con el periódico que da la noticia.La Oficina de Información de la Sociedad Watch Tower… no quiere hacer ninguna declaración sobre este caso.

Toda la historia del caso está en este link: http://www.pe.com/localnews/inland/stories/PE_News_Local_C_trial06.439464c.html

Comentado:
http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/03/el-paraso-de-los-pederastas.html

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s