Hermanos: ¡Cuidado con la apostasía!

¡Cuidado hermanos con leer e-Mails, mensajes, cartas o websites apóstatas!

¿Por qué te rogamos eso?

Porque de ningún modo tú quieres exponerte a razonamientos torcidos que buscan desestabilizar tu fe, que tratan de alejarte de la organización de dios, que utilizan algunas de las verdades que tú conoces en forma capciosa, serpentina, que parecen tener la razón, sin tenerla en lo absoluto.

Los argumentos de estos apóstatas por lo general corresponden a una de dos posibles fuentes:
1.- Transmiten ideas personales, basadas en creencias pseudo filosóficas que socavan al cristiano verdadero.
2.- Utilizan la misma biblia para defender sus puntos de vista. Se agarran de verdades profundas que no son de dominio fácil para el cristiano medio y las complican y las retuercen de forma muy vil.

¿Por qué razón tú, cristiano ejemplar, querrías estudiar algo que ni en la organización has querido estudiar a fondo, con un personaje que tratará de usar eso en tu contra?

Debes pensar, hermano querido, que los principios que la organización inculca son más fuertes que ninguna idea que cualquier religión pueda tratar de imponer, por eso, exponernos a esas ideas en la predicación no suponen mayor peligro para un cristiano que esté bien preparado. Sin embargo, nuestras creencias son débiles ante los argumentos de la apostasía, debido a que los apóstatas ya han estado en la organización, la conocen muy bien porque la mayoría han estado en puestos de responsabilidad por muchos años y Satanás usa el conocimiento y experiencia que ellos tienen de ésta para golpearnos en donde menos esperamos. Esto, por supuesto no significa que la palabra de dios no pueda prevalecer sobre las enseñanzas apóstatas, sólo quiere decir que tú no estás mentalmente apto como para no contaminarte, pues también tienes en tu interior el germen apóstata tratando de liberarse. ¿De qué modo?

Muy simple: cuando tienes preguntas que no son fáciles de responder o cuando dudas, cuando pretendes ser más inteligente que la organización y los ancianos de Brooklyn quienes cuentan con muchos mas años de experiencia en el servicio que tú , cuando crees que “pensar” por tu propia cuenta puede serte útil y ayudarte a servir a Dios con “toda tu alma y corazón”, etc. No olvides que el creador te dio la facultad de razonar, facultad que es una bendición, sin duda, pero que no debemos abusar, porque, ¿para qué perder tu tiempo pensando y estudiando si la organización lo hace por tí? Mejor es dedicar ese tiempo valioso a leer las publicaciones -pero no las antiguas, porque tiene una vieja luz que no entenderías-, predicar dejando publicaciones que la organización te pide colocar e ir a reuniones. Ten cuidado hermano, no sea que engañosamente estés desarrolando el espíritu apóstata.

¿Quiénes son estos apóstatas? Como ya hemos explicado, un apóstata puede llegar a ser cualquiera de nosotros. De hecho un apóstata no se diferencia mucho de tí mismo. El problema es que esta persona sucumbió a sus dudas y cometió el grave error de “darle vueltas” a algún asunto.

Por ejemplo: La organización ha enseñado por mucho tiempo que estamos viviendo “en el tiempo del fin”, de hecho, una mirada concienzuda a la cronología bíblica le hizo ver a la organización que a partir de 1914 se había entronizado a Jesús en el cielo, comenzando a gobernar. Desde ese minuto comenzó una cuenta regresiva. Al principio, se pensó que serían pocos años, en vista de que “no pasaría la generación que vio todo eso”. El término “generación” ha ido cambiando de significado a través del tiempo, debido a la “luz” que se ha hecho más brillante con el tiempo. Primero significó unos pocos años, después significo una vida entera. Hasta hace poco era así, hasta que quedó claro que “una generación” puede significar un período indeterminado de tiempo. Una persona que puede sucumbir a la apostasía pudiera tender a creer que estos cambios en el modo de entender estos pequeños detalles han sido intentos de parte de la organización por “acomodar” las profecías bíblicas para que “calcen” con la realidad. Tal vez este potencial apóstata se sintiera inclinado a estudiar más profundamente la cronología bíblica, e incluso, hasta pudiera tratar de buscar alguna referencia seglar para apoyo a lo que está pensando. Les dejo una cosa clara de inmediato: no hay ningua referencia seglar que apoye que la caída de Jerusalén se haya producido en el 607 A.E.C., este dato es producto de cálculos hechos a partir de la misma biblia, tomando como punto de partida el 539 A.E.C., fecha en que se asume que cayó Babilonia. Ud. hermano querido, haría mal en investigar muy a fondo este asunto, déjelo para aquellos hermanos que realmente son iluminados por el espíritu de Dios. No se tiente a buscar respuestas por si mismo porque su capacidad mental y espiritual no son suficientes para hallar la verdad.

Por favor, le pido no prestar atención a esas personas que dicen que hay algo medio descuadrado en este asunto, eso no es cierto. ¿Cómo puede Ud. estar seguro de ello? Es muy sencillo. puede estar seguro porque se lo dice “El esclavo fiel y discreto” y este jamás le mentiría, verdad? Así que no analice, no sume, no reste, no haga cálculos, no piense, no investigue; simplemente sea un hermano espiritual y sólo crea. Y le insisto, un “pequeño” error sobre 1914 no tiene nada que ver con su fe. Es mentira eso que dicen algunos que si el cálculo de la organización sobre el 1914 es falso, también sería falso que Cristo Gobierna desde ese año, también sería falso que nombró a un “esclavo fiel y discreto” para darle la administración de todo lo suyo -incluyendo todas las posesiones materiales en la tierra-, y desde luego, falsa sería la organización. ¿Ve? Haga caso de la biblia que condena enredarse con cronologías. Para eso ya lo calculó la organización. Ud. no tiene para que marearse ni gastar tiempo en eso. Ud. no tiene para que calentarse la cabeza cuadrando aquello que no cuadra, para eso su organización lo cuadró por Ud. y no a martillazos, como afirman los apóstatas. Mejor vaya a predicar entregando literatura salvavidas en las manos de las personas.

Queremos aclarar en este punto, que el hecho de que el momento del último cambio con respecto a la “generación” fuera después de unos 85 años desde 1914, pues fue ese el momento en que salió un poquito más el sol e iluminó otro poquito “la senda de los justos”. Es falso eso que piensan algunos de que la organización tuvo que reconocer que el fin no llegaba, no llegaba, no llegaba y no llegaba. Ud. debe tener la misma confianza que tenían esos jovenes que mostró un libro sobre la historia moderna sobre los testigos de Jehová, por allá por 1950: ¿para qué darle la vida a este sistema si el fin está tan cerca? Pues bien, esos jovenes de unos 25 años entonces, hoy son felices testigos de cerca de 80 años de edad, que seguramente no tienen una jubilación digna, hasta es poco probable que tenga casa o hijos, pero sin duda tienen muchos hermanos que los ayudan cuando no tienen qué comer o les dan asistencia médica cuando se enferman. Bien sabes que si eres precursor toda tu vida, es poco probable que te enfermes cuando seas viejo, así que no es necesario que tengas ningún tipo de previsión social. ¿Para qué darle más dinero a este mundo satánico que va a destrucción? Estos hermanos ya envejecidos pueden tener el consuelo de que algún día el fin llegará; bueno ya no es tan luego, porque la “generación” parece que es un poco más larga. Pero eso no importa, hay que tener confianza en Jehová.

Por último, ¿Quieres saber cómo mantenerte libre de la apostasía? Es muy simple, sigue esta receta y estarás a salvo en el paraíso espiritual:

1.- Lee sólo literatura que te dé la sociedad, estudia en familia solo las publicaciones de la sociedad haciendo las preguntas citadas y solo respondiendo lo que el párrafo te indique. Asiste a las reuniones sin perderte ninguna.
2.- Trata de pensar sólo como piensa la organización. No te las de listo ni inteligente tratando de entender “las cosas profundas”, porque son muy profundas para tí. Recuerda que eres imperfecto y debes ser humilde.
3.- Hazle siempre caso a los ancianos, ellos tienen la razón en todo, aún si estuvieran equivocados, abusaran o cometieran errores de juicio.
4.- No olvides normar toda faceta de tu vida con las reglas de la organización
5.- No uses barba si eres varón, es sinónimo de que eres comunista o eres hippie. No importa si eso no sale en la biblia, la organización sabe lo que dice, así que, ¿para qué preocuparse?
6.- No uses internet, no sirve para nada y te hace perder el valioso tiempo. El fin esta en el horizonte. Ademas, es un invento del diablo. La organización tiene una página web porque de ese modo puede combatir la apostasía, o no? No olvides que por meterse a internet muchos hermanos han caído en inmoralidad sexual, en apostasía, en alcoholismo, en drogadicción y en la fabricación de armamentos caseros. No está demás recordarte que todos ellos serán destruidos.
7.- No asistas a la Universidad. En ella todos los jóvenes son inmorales. Enseñan filosofía de hombres. ¿Para qué quieres ir a la universidad si a este mundo le falta poco para ser destruído? ¿Para qué quieres aprender si en el paraíso lo sabrás todo? ¿para qué quieres usar tu mente ahora si sólo podemos usar el 5%? Mejor úsala cuando se nos permita ocupar el 100% de nuestras capacidades. ¡Hoy no vale la pena!

En fin, hermanos queridos, espero que esta advertencia y amoroso recordatorio les sea útil para combatir este cáncer que es la apostasía.

One response to “Hermanos: ¡Cuidado con la apostasía!

  1. Estupendo comentario, utilizando la ironía lo has dejado todo claro.

    Monty Mole

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s