Jugoso bistec alimentando “secas conciencias”

Siempre he querido comentar sobre esto y hoy me animé a hacerlo.

Primero, una foto de lo que muchos de los testigos que conozco disfrutan cuando van a un buen restaurant -sea para la visita del superintendente de circuito, despues de la conmemoración, boda, bautismo o asamblea, etc-.


Personalmente, me gusta la carne bien cocinada, prácticamente quemada. Ese sabor crujiente y saladito, me vuelve loco. Pero bueno, vamos a lo nuestro.

Las hermanas que cocinan -como buena esposa sulamita o la del cap 31 de los proverbios-, en sus momentos de cordura, se han hecho la siguiente pregunta:

*** w73 1/1 págs. 30-31 Preguntas de los lectores ***
Cuando se corta la carne al prepararla para cocinarla, o cuando se rebana después de haber sido cocida, quizás salga de ella un fluido rojizo. ¿Es correcto que el cristiano coma esta carne?—EE. UU.
El cristiano solo puede comer carne de animales que han sido desangrados al tiempo de ser degollados. La Biblia manda: “Que sigan
absteniéndose . . . de sangre y de cosas estranguladas.”—Hech. 15:29, New World Translation.
Por supuesto, hasta la carne de animales debidamente desangrados puede parecer muy roja o puede tener fluido rojo en la superficie. Esto se debe a que el desangrar no quita todo vestigio de sangre del animal. Pero la ley de Dios no requiere que se quite toda gota individual de sangre. Simplemente declara que el animal debe ser desangrado.

Por otra parte, también, hay un fluido extravascular en la carne. Este fluido puede mezclarse con vestigios de sangre y asumir un color rojo. El fluido extravascular que llena los espacios entre las células se conoce como fluido intersticial y se asemeja al plasma sanguíneo. Pero no es sangre y por lo tanto no está incluido en la prohibición respecto a la sangre. Por consiguiente la presencia de un fluido rojizo en sí no hace inadecuada a la carne como alimento. Con tal que el animal haya sido desangrado debidamente, se puede usar su carne conforme a la Biblia como alimento.
Sin embargo, puede haber ocasiones en que el cristiano tenga razón para creer que un animal no haya sido desangrado correctamente. Si no hay modo de que él lo verifique, quizás opte
por no comer la carne y así evitar el perturbar su conciencia. Esto está en armonía con el principio que se declara en Romanos 14:23: “Si tiene dudas, ya es condenado si come.”


Esta pregunta de los lectores -siendo una de las más breves que conozco- hace alusión a varias cosas interesantes. Por ahora solo veré las frases claves y desde luego contradictorias, de la auto proclamada “horganysazion de Dios”.

Frase: “puede parecer muy roja”
Traducción: Si el testigo ve algo rojo en una carne cocinada, es su completa mente imperfecta la que lo hace ver rojo. Quizás sufra de daltonismo o algo parecido. Jamás se imagine que es sangre.

Frase: “puede tener fluido rojo en la superficie”
Traducción: Tal ‘fluido’ solo esta en la superficie y cayó desde algún otro lado; quizás desde alguna verdura o tal vez venía en el aceite que se uso para freírla. Pero nunca piense que es sangre.

Frase: “el desangrar no quita todo vestigio de sangre”
Traducción: Entonces sí es sangre – o ‘vestigios’ de ella-, pero como son ‘vestigios’ de ella, entonces ya no es sangre. Pero no importa, porque aunque este desangrado el animal, se puede comer la sangre que queda. Pero no es sangre, sino ‘vestigios’ de ella. Ténganlo muy claro.

Frase: “la ley de Dios no requiere que se quite toda gota individual de sangre”
Traducción: ¿Es aceptable para el cuerpo gobernante que me transfunda una o algunas gotas de sangre?

Frase: “este fluido puede mezclarse con vestigios de sangre y asumir un color rojo”
Traducción: Lo que queda en una carne “jugosa” no es sangre, sino ‘vestigios’ de ella. No es sangre, aunque cuando se mezcle con otros fluidos, los tiña de rojo. Sangre mezclada y que también tiña de rojo sí es posible comerla, pero solo si es ‘vestigio’ de sangre. Recuerden: vestigios de sangre no es sangre y la ley de Dios no la prohíbe.

Frase: “se asemeja al plasma sanguíneo. Pero no es sangre”
Traducción: Ese fluido rojo que tanto gusta a los delicados paladares de los testigos, mezclado con ‘vestigios’ de sangre -que no es sangre-, es similar al plasma sanguíneo. El plasma sanguíneo esta prohibido por el cuerpo gobernante, pero este fluido mezclado con algo rojo -que no es sangre- no lo esta. Entre paréntesis: ¿qué otro fluído del cuerpo -que no sea sangre o que contenga glóbulos rojos- es de color rojo?

Frase: “la presencia de un fluido rojizo en sí no hace inadecuada a la carne”
Traducción: El fluido rojizo no es lo que parece realmente, no se confundan ni se extravíen de la ‘verdad’; su verdadero color es: rojizo; solo parece rojo, pero no lo es; por ende, esta mezclada con ‘vestigios’ de sangre -que no es sangre- sino ‘vestigios’ de ella. “Algunas gotas de sangre” en la carne no la hace inadecuada. ¿Cuántas gotas son “algunas”?

Testigos que creen y aceptan -pero no entienden- el dogma de la sangre: ¡Bon appetit!

One response to “Jugoso bistec alimentando “secas conciencias”

  1. Buen punto, ya que ellos dicen que hay que abstenerse de sangre según hechos, esto significa no introducirla por ningún medio según ellos, pero al comer carne animal están introduciendo sangre.

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s