Ni después de muertos, los ex-testigos de Jehová pueden limpiar su nombre

Este es el formulario oficial para informar a las partes comprometidas -menos al acusado- de toda expulsión o desasociación de algún testigo de Jehová. Si ya ha pasado ese proceso, entonces ha de saber que su nombre se hizo famoso en la sucursal de su país y en toda congregación donde estuvo, mediante la circulación de un formulario como este -con su nombre en el-; que incluso se mantiene archivado hasta después de su muerte.

La sociedad prohíbe darle por escrito al acusado cualquier clase de documento o nota que indique su “nuevo estatus” en la congregación, pues eso puede significar problemas legales para ella. Toda comunicación entre el comité judicial y el acusado deben ser verbales. Por ende, este es otro más de los documentos secretos que se manejan a espaldas de los hermanos y a los cuales están condicionados.

Con la muerte se pagan todos los pecados -según la Biblia-, pero parece que ni siquiera muertos, los ex-testigos pueden limpiar su nombre.

19 responses to “Ni después de muertos, los ex-testigos de Jehová pueden limpiar su nombre

  1. Qué indignación.

    Eso del “archivo confidencial de la congregación” es una falacia: una conocida mía es hija de anciano y no se imaginan ustedes la cantidad de información a la que tiene acceso a espaldas de su padre.

    Es injusto que nos exhiban de esa forma, ¡¡¡especialmente cuando ya ni siquiera somos parte de su rebaño de idiotas!!! Debería haber una forma de proceder legalmente en contra de este tipo de manejos.

  2. Hola.

    A ésto se le llama venderse.

    Los ancianos de las congregaciones al apoyar las directrices del cuerpo gobernante, se están vendiendo por un puesto en la congregación, traicionándose a ellos mismos.

    Así están mostrando que son más bien seguidores de hombres que de Jehová.

    El apoyar éste arreglo, así lo muestra.

    Besos.

    Aloha.

  3. Hola.

    A ésto se le llama venderse.

    Los ancianos de las congregaciones al apoyar las directrices del cuerpo gobernante, se están vendiendo por un puesto en la congregación, traicionándose a ellos mismos.

    Así están mostrando que son más bien seguidores de hombres que de Jehová.

    El apoyar éste arreglo, así lo muestra.

    Besos.

    Aloha.

  4. Hola Mariposa.

    Bueno, si la hija no es íntegra y gusta de cotillear y nadie le para los pies…..

    Es bien fácil parar un cotilleo y un chismorreo en las congregaciones.

    Soy hija de anciano. Y jamás jamás se me ocurrió siquiera abrir un cajón o la cartera de mi padre que usaba para sus asuntos de pastoreo. Ni siquiera le preguntábamos. Y sí es verdad, alguna vez en la congregación intentaban sacarme el porqué de algunos asuntos, diciendo: ¡No me digas que no sabes nada del asunto! ¡No me lo creo! ¡Si eres hija de un anciano!

    ¡Fíjate lo que me llegaba a mostrar esa hermana o hermano!.

    Ser fiel a uno mismo es lo más importante. Y si en las congregaciones se hiciera así, empezando por los publicadores y acabando por el cuerpo gobernante, es posible que no se habrían de hacer comités judiciales, ni habrían archivos confidenciales.

    Porque es una forma de traicionarse a sí mismo el hacer de juez, poniéndose por encima de quien tiene el derecho legal para ello.

    El amar al prójimo como a uno mismo, descalifica tanto hacer un comité judicial, como el mantener ningún tipo de archivo denigrante.

    Besos.

    Aloha.

  5. Totalmente de acuerdo, Aloha.

    Saludos.

  6. Un abrazo amiga Mariposa.

    Bienvenida al codo con codo. Mostrar a los demás las cosas buenas y las malas es tarea de muchos y muchas.

    Cuantos más hablemos y apoyemos una causa justa, mejor que mejor.

    Gracias.

    Besos.

    Aloha.

  7. Me causan indignacion ustedes..
    Como dicen conocer a Jehová.Ni siquiera pueden acatar las disposiciones de su cuerpo gobernante???Ustedes son como ellos nos llaman a nosotros "gente del mundo" y en caso de que hallan avanzado en su organizacion "apostatas", si los expulsaron es por algo, yo recientemente acuse a una testigo de Jehová que instigaba a sus hijos a agredir a mi familia y me queje con el consejo de ancianos, fue una travesia, pero logre que expulsaran a esa "bautizada puritana que solo sabia decir grocerias" señoras como esas no pueden estar en lugares donde tienen reputacion de personas excelentes.Actualmente trabajo con 2 de ellos creo que les dicen publicadores bautizados o algo asi y no fuman no toman, no te alegan son personas que cuando llegan a la empresa se dejan sus problemas en la puerta y trabajan.Eso si son extraños porque no saludan a la bandera y si les piden que trabajen un poco mas lo hacen sin queja, salvo cuando tienen sus reuniones y asambleas cosa a la que piden permiso y aun que aveces se los niego diciendoles "Hoy no mi buen esto urge y si no me apoyas me peinan".En general no tengo queja de ellos salvo los que se dicen serlo y son como la bruja esa que ya expulsaron y ojala conserven su archivo para que vean que clase de urraca es….ha y ya le alegue al padre de mi iglesia que no es dios, se llama Jehová y si soy catolico hasta la muerte.

  8. la verdad si da coraje pero ni modos t metiste a soldado ahora tienes ke marchar es un viejo dicho de mi abuelita. jajajaja pero eso no importa lo ke si debe importarnos es si nuestro nombre esta escrito en el libro de la vida eso si tiene la verdadera importancia. Que organizacion ni ke 8 cuartos pura falacia engaño del enemigo nada mas kiero ver sus caras en el dia del juicio final como es posible tanta patraña, y lo ke me deja mas admirada es ke personas ke son estudiadas actuan como verdaderos borregos. yo creci en la doctrina de los tj desde los 4 años mi mama nos llevo ahi fui expulsada a los 22 años bendito sea Dios dice su palabra y conoceran la verdad y la verdad los libertara por ke ser entonces esclavos de palabra de hombre? por ke si somos un pokito inteligentes y pensaramos tantito y leyeramos la biblia con la ayuda del Espiritu Santo entenderiamos ke es lo ke kiere Dios de nosotros no la wacht tower por ke tenerle temor a los ancianos kienes son ellos para tenerlos atemorizados? por eso los testigos cuando kieren ir a la disco a al destrampe se sdalen de sus ciudades para ir a regarla a otro lado el chiste es ke no se enteren y ke no los vean hermanos del ke nos tenemos ke cuidar es de Dios por ke el es omniciente omnipresente lo ke pasa es ke ni sikiera les enseñan las cualidades de Dios cuando a mi me expulsaron yo no permiti ke me avergonzaran delante de todos ni tampoco asiste al comite ke me hicieron esos llamados ancianos son unos morbosos por ejemplo si t van a expulsar por ke ya tuviste relaciones con tu novio esta por demas preguntarte si te metio la mano en la entrepierna, si t toco los senos, si t agarro las nalgas, yo me pregunto ¿pues como le hacen ellos el amor a sus esposas? no creen ke las preguentas sobran? pero son de rigor ke las hacen ke bochorno ahora ke conoci verdaderamente a Dios me siento liberada y ahora si le tengo verdadero temor a Dios no miedo por ke no es lo mismo miedo ke temor. tengo mas para decir pero me tengo ke ir pronto les escribire gracias y DIOS LOS BENDIGA

  9. Si usted cree que un testigo de jehova odia al desasociado o al expulsado solo en esta vida, pues se equivoca, el odio va mas alla de la muerte

    La Atalaya 1 de junio de 1977 pag 347 edicion en ingles ( organo oficial de los testigos de jehova)

    Titulo: ¿FUNERALES PARA QUIEN?

    Subtitulo: ¿Funerales para personas expulsadas?

    Sin embargo, suponga que el fallecido es un expulsado, alguien que fue botado de la congregacion cristiana, por una razon u otra.

    Es la pregunta de los lectores (La atalaya, 1961 pag 544) La posicion que se opto fue que el funeral para un expulsado es impropio. El comentario fue dado ” Nosotros jamas deseariamos dar la impresion a los de afuera que una persona expulsada era aceptable en la congregacion cuando en verdad, y de hecho el no lo fue, porque fue expulsada de ella”

    Suponga que su padre es testigo de Jehova y usted su hijo, es un expulsado o un desasociado, es decir salio de la congregacion y opto por otra religion.
    Si su padre fallece, las personas de la congregacion, sin duda van a ir al funeral de su padre, pero….. si usted se aparece por alli, al funeral de su propio padre, todos, si, todos los de la congregacion se retiraran del local de los funerales dejandolo solo.

    Si es usted quien fallece siendo un expulsado o un desasociado, y su padre es un testigo, se le enseña a que no debe asistir a su funeral asi sea su hijo quien este siendo velado. esto rige tambien para todo aquel que en uso de sus derechos, haya abandonado a la congregacion para irse a otra religion.

    La atalaya del 1 de octubre de 1952 pag 599

    Odiadores de Dios y de su gente deben ser odiados, pero esto no significa que debamos hacerles daños fisicos para herirlos cuando tuvieramos la oportunidad, con un espiritu de rencor o malicia, pues estas cualidades son del diablo, en cambio el odio puro no lo es. Debemos odiar en el verdadero sentido, y que se refiere a una extrema y activa aversion, como por ejemplo, aberracion, odio, asco, detestar.

    La atalaya 15 de Noviembre de 1952:

    En caso de que un padre, madre o hijo es expulsado ¿como deberiamos tratar a esta persona, quien es nuestro pariente dentro de la propia familia?

    ” Siendo que estamos limitados por las leyes de las naciones del mundo en que vivimos, y tambien bajo la ley de Dios a traves de jesucristo, nosotros podemos tomar acciones contra los apostatas solo hasta cierto limite, que son consistentes con ambas leyes, La ley de Dios y la ley de la tierra(hombre) nos prohibe asesinar a los apostatas, asi se trate de miembros familiares relacionados con nuestra propia carne y sangre”

    seria aceptable segun ellos asesinar a los apostatas y aun a su propia familia si no fuera por la ley de los hombres.
    Esto claramente los incluye en la lista de los grupos de odio reconocidos en todos los paises.

  10. Myrian Carestia

    “Si esta obra (la de los testigos) es de los hombres se desvanecera, mas si es de Dios no la podran destruir, no sea tal vez hallados luchando contra Dios”
    Hechos 5: 38,39

  11. Testigos de Jehova, Hijos del diablo

  12. Mi carta de desasociación:

    Bogotá, D.C.
    16 de noviembre de 2011.
    Cuerpo de ancianos, congregación Carvajal.
    Saludos.

    Es un lazo cuando el hombre terrestre ha clamado temerariamente: “¡Santo!”, y después de los votos [está dispuesto] a hacer examen.
    (Proverbios 20: 25).
    Este texto refleja muy bien mi sentir. Es una encrucijada que se me ha pasado por la mente desde los pasados cuatro años y medio, casi cinco. Mediante la presente, manifiesto mi deseo de no ser reconocido como testigo de Jehová, ni como miembro activo de esta organización. Cuando me inicié en esta mancomunidad religiosa, era un adolescente de unos dieciséis años. A decir verdad, en esa época tal vez no comprendía lo que implicaba realmente ser testigo de Jehová, y quizá no entendía lo que implicaba el verdadero cristianismo. Friedrich Wilhelm Nietzsche lo describe muy bien en su obra La gaya ciencia, cuando señala que el cristianismo es como una especie de suicidio. Lo dice en esos términos, no porque hable de la automutilación o el sacrificio del mejor estilo musulmán. Lo dice porque describe al cristianismo en términos del asesinato de las pasiones, del asesinato de todo aquello que es inmanente en el ser humano. Cuando se tiene dieciséis años, con el idealismo ingenuo exiguo de empiria a flor de piel, es difícil percibir que al tomar ciertas decisiones, debe haber un sacrificio. Eso no lo entendí en su momento, y es solo unos años después que vengo a comprender esto realmente. Comprendo que el cristianismo es la muerte de sí mismo, la muerte del querer-ser-yo del que habla Kierkegaard en sus obras. Seguramente ustedes dirán que este tipo de cosas se comprenden mientras uno comienza a aprender los principios bíblicos durante la etapa de las enseñanzas fundamentales. Es cierto, se aprende, pero quizá no lo aprendí en toda su dimensión. Jesús dijo que quien quisiera seguirlo, debía repudiarse a sí mismo, tomar su madero de tormento, y seguirle de continuo (Mateo 16: 24). La verdad, a lo largo de los años, y con determinadas experiencias, me he dado cuenta que esas palabras van mucho más allá de obedecer un conjunto de reglas dictadas en un libro sagrado antiguo. En realidad, ese es solo el comienzo de una auto-negación perenne, de un holocausto vital. Permítaseme exponer más claramente a qué me refiero, explicando a su vez el motivo de mi deseo de retirada definitiva.

    Como bien es de conocimiento público de todos aquellos que me son cercanos, hace mes y medio finalicé uno de los cursos bíblicos más especializados con los que cuenta la persona jurídica de la Watchtower, la Escuela Bíblica para Varones Solteros, una extensión de la Escuela Bíblica de Galaad. Pues bien, estando allí, precisamente conocí personalmente varios egresados de esta última escuela. Aquellos que finalizan exitosamente el curso que allí se imparte de manera intensiva durante cinco meses, terminan recibiendo la credencial de representantes de la Watchtower en cualquiera de sus sucursales. Este es también el caso de los superintendentes viajantes, de los miembros del comité de sucursal, de los misioneros, de los precursores especiales, y de los egresados de la escuela que finalicé unas pocas semanas atrás. Pues bien, para aquellos que desean tener privilegios especiales de servicio como el precursorado especial, o la obra misional o viajante, cuyos títulos están representados por ser vocero de la Watchtower en cualquiera de sus sucursales en el mundo, deberán hacer un voto de pobreza y un voto de sumisión total a esta entidad. Dicho voto es coherente teniendo en cuenta la calidad del título que ostentan quienes poseen esta credencial. No obstante, me es menester aclarar que me es peculiarmente llamativo este último tipo de voto, el voto de sumisión total. Precisamente, este implica que la persona representante de la Watchtower, al ser totalmente dependiente de la sucursal, debe someterse casi que ciegamente a cada una de las cosas que se estipulen desde el cuerpo gobernante desde la central mundial de Brooklyn. Es decir, no hay la suficiente autonomía para decidir con referencia a determinados asuntos, sino que debe haber una obediencia absoluta e incondicional. Deben someterse sin ningún reparo, aún sin estar de acuerdo, a determinadas resoluciones. En eso se ha explicado que consiste la sumisión, al hacer cosas con las que no se concuerda y obedecer de buena gana. Se anula el criterio del representante, porque ahora este se somete al criterio dado por el cuerpo gobernante. Pues bien, precisamente es eso lo que me resulta difícil de concebir: ¿cómo puede un ser humano obedecer a ciegas las determinaciones que hayan sido estipuladas por un grupo particular? ¿No hay derecho a cuestionar tales operaciones? ¿Debo seguir ciertos procedimientos aun cuando estos vayan en contra de mi voluntad? Particularmente, podría concluirse que, a partir del momento en que alguien se convierte en representante de la Watchtower, pierde su libre arbitrio, para pasar a maniobrar acorde con lo que haya resuelto un círculo constituido de unas pocas personas, esto aun cuando se consideren inapropiados ciertas formas de actuar.

    Continuando con este mismo punto, a decir verdad, se habla siempre de un libre arbitrio del cual Dios nos ha dotado. Pareciera que en el cristianismo, tal como me lo dijera un compañero de estudios hace varios años, se pudiera obrar de acuerdo a los dictados de la conciencia, según deja entrever un texto como 1 Corintios 8: 8, 9. Esto en apariencia. No obstante, yendo más allá, se da uno cuenta que los hechos corresponden a otro fenómeno. Por ejemplo, un asunto que ha suscitado grandes disputas, inclusive entre los mismos testigos de Jehová, es el asunto de asistencia a centros académicos de educación superior. Aparentemente, es cuestión personal decidir si se asiste a una universidad o no, si se comienza un post-grado o no. Se dice que nadie tiene derecho a cuestionar u opinar o criticar la decisión de quien finalmente opta por cursar estudios universitarios. No obstante, cuando uno va a asambleas de distrito o circuito, especialmente, se enfatiza con insistencia los “peligros” de asistir a este tipo de centros académicos. Se habla en contra del materialismo que allí se promueve, las filosofías allí pregonadas y el espíritu de libertinaje que en verdad se respira en dichos recintos. Se sataniza enérgicamente dichos lugares, y se condenan por su mera existencia. Es verdad: no se puede deificar la educación universitaria; eso que en la Biblia llaman “la sabiduría de este sistema de cosas” (1 Corintios 2: 6, 7), no ha contribuido mucho con una mejor calidad de vida de la sociedad, y de ello dan razón muchos filósofos, poniendo esta problemática como crisis del siglo XX de la post-modernidad europea occidental. Basados en Nietzsche o Schopenhauer, Edmund Husserl, José Manuel Ortega y Gasset, Max Weber, entre otros, dan cuenta de este suceso. Pero, este no es el motivo de mi discordia; aquello de lo que en realidad discrepo es que se hable de un “libre arbitrio”, cuando en realidad se está pre-juzgando una institución como perjudicial y nociva, se condena de antemano la decisión de asistir allí como dañina y denigrante. Se vende una mala idea, una idea negativa, con el fin de generar un cierto pavor, un cierto temor para evitar que los jóvenes asistan a este sarcófago religioso. Por lo demás, pregunto yo: ¿no oró Jesús a su Dios, Jehová, que protegiera a los discípulos de las prácticas de este mundo? ¿Pidió él a Jehová su Dios que los sacara del mundo? No, claramente no fue así. Le pidió que los protegiera a causa del inicuo, pero nunca le pidió que los sacara del mundo, mencionando este asunto de manera específica, en Juan 17: 15. La cuestión reside, no en crear una sobreprotección al no asistir allí, la cuestión consiste, según la misma Biblia, en saberse proteger de las prácticas que hay allí. ¿Acaso puede impedirse que los hijos obren de una u otra manera o que vayan a ciertos lugares? No. ¿Acaso no es más fácil darles unas nociones que les permitan decidir? Pues bien, se me dirá que esto es lo que se hace en las publicaciones del “esclavo fiel y discreto”, dan una noción para que se tome una decisión responsable. Pero no es así. Cuando esto ocurre, hay imparcialidad, se describen los pros y los contras. Sin embargo, pregunto: ¿cuándo se ha sido imparcial y se ha mencionado al menos una ventaja de estudiar en una universidad? ¿No ha ocurrido siempre que se ha incurrido en una lucha feroz por atacar la educación universitaria, matizándola con todos los calificativos más oscuros posibles, tachándole de libertina, corruptora e inmoral? En eso, señores, no ha habido imparcialidad. Peor aún: dichos comentarios son emitidos por quienes nunca han pisado una institución de esta naturaleza. Se critica sin conocer. Sería más válido si esto fuera dicho por alguien que tuviera conocimiento de causa de la cuestión, pero no, no es así. Simplemente, se ataca un recinto sin saber en qué consiste su esencia. Entonces, ¿hay libertad de elección? En teoría la hay, pero en la práctica –si bien no se condena directamente-, hay satanización del suceso, una descripción totalmente negativa de lo que es asistir a una universidad.

    Siguiendo por la misma línea, me parece totalmente paradójico que, aquello mismo que atacan, sirve de base para sustentar sus creencias. Cada vez que se trata de defender el porqué de la existencia de Dios, o la autenticidad de la Biblia, se recurre a argumentos científicos. ¿Pero dónde se gesta la ciencia? La ciencia no se concibe como la imaginaban los griegos: con charlas vacuas en los jardines de Atenas, ni tampoco como lo que se imaginaron que le pasó a Newton en el siglo XVI, cayéndole una manzana sobre la cabeza, y dando a luz una idea. El saber científico del que se sacan argumentos bíblicos de revistas como ¡Despertad!, o La Atalaya, o libros como ¿Existe un creador que se interese por nosotros?, o El hombre en busca de Dios;La Biblia: ¿palabra de Dios o palabra del hombre?; La vida, ¿cómo se presentó? ¿Por evolución o por creación?; Toda Escritura es inspirada de Dios y provechosa, y muchos otros, han surgido del saber académico que ustedes tanto critican, de los centros universitarios, de destacados biólogos, físicos, médicos, antropólogos, filósofos, filólogos, psicólogos, sociólogos, historiadores y demás. Entonces, si bien es cierto que se dice que la principal autoridad de los testigos de Jehová es la Biblia, ¿qué se haría para convencer a un erudito de su mensaje si no fuera por ese despliegue de saber que tanto se ha vilipendiado? A él no le convence simplemente saber que la Biblia dice esto o aquello; mucho más es necesario para lograr estos fines de persuasión. Pero al margen de todo esto, ¿no puede decirse entonces que ese saber académico que con tan malos ojos se ve le ha sido provechoso a todo el cuerpo gobernante para sus fines? ¿O es que acaso se es tan incoherente como para utilizarlo únicamente para las conveniencias persuasivas a las élites cultas? ¿Está dicho saber restringido a unos pocos? ¿Solo el cuerpo gobernante debería estar informado de las novedades de la ciencia y publicarlas para sus fines persuasivos en ciertas situaciones al grueso de sus adeptos? ¿Es acaso inconcebible que alguien de la masa de testigos de Jehová rasos puedan conocer otras cosas distintas a las que el cuerpo gobernante tiene acceso? Y lo que me parece más antiético: ¿se vale de la propia institución que tanto critica para mostrar la veracidad de su mensaje? ¿No es apenas lógico que si tanto la abomina, no la utilice para sus propios intereses? Son preguntas que me surgen apenas.

    De esta manera, concluyo, con referencia nada más a este primer punto, que se nos habla de respetar el “libre arbitrio” de los demás, se nos habla de la libertad de elección, pero a la vez es casi que inadmisible que un testigo de Jehová adquiera ciertos saberes seglares a causa de la peligrosidad que corre su fe, a la par que utilizamos dicho conocimiento para convencer a aquellos que no comparten el mensaje de las “buenas nuevas del reino”. En realidad, pertenecer a la comunidad religiosa de los testigos de Jehová implica una mutilación del propio pensamiento, implica utilizar la capacidad intelectual para los fines del cuerpo gobernante, implica someterse totalmente a los designios de un grupo de individuos, implica coartar el libre albedrío, la capacidad frente a la toma de decisiones, y la validez de un discurso que acepto aún en contra de mi voluntad. Es tal como lo dijera una canción de metal acerca de las religiones cristianas: blinddevotioncame, rottingyourbrain, vino la ciega devoción que taladra tu cerebro. La verdad, no es mi deseo someterme incondicionalmente a los criterios de un pequeño grupo con referencia a asuntos de mi vida particular, no es mi deseo tomar decisiones que, aparentemente, son cuestiones de conciencia que, en último término, serán juzgadas por otros, no es mi deseo someterme a las estipulaciones de otros que controlarán asuntos de mi vida personal, que me digan qué desear, o qué metas anhelar. No deseo vivir en conformidad con los valores que me dicte un grupo. Porque además, tal como lo diría Erich Fromm, al ser el cristianismo un fenómeno permeado de tanto helenismo, termina importando más la creencia, la doctrina, que la misma actitud, que la misma conducta. Importa más lo que se cree, lo que se ha dicho, que lo que en realidad se puede estipular como bueno. Es decir, en la creencia cristiana se está errado si no te sometes a la creencia que se ha institucionalizado, importando eso más a si eres un ser integral. ¿Entonces me someto a un grupo de personas que me consideran perverso por leer filosofía y no creer en el cristianismo, ni compartir sus ideas, aún si uno se caracterizara por sus actos humanísticos y bondadosos? Pues bien, según se ha enseñado en las publicaciones de los testigos de Jehová, solo puede ser justo o bueno alguien que practique esta religión, siendo todas las obras caritativas nulas de alguien si no se ha inscrito en sus filas. Importa más la doctrina, someterse a lo que piensa quien dirige esta organización, que los buenos actos que pueda hacer quien es ajeno a esta mancomunidad. De este asunto me siento particularmente afectado. Estando en la Escuela Bíblica para Varones Solteros, mi compañero de habitación, de quien prefiero no mencionar el nombre, me dijo explícitamente, que la razón por la que me albergaba cierta animosidad, dificultando esto la convivencia entre ambos, era mi gusto por el heavy-metal, importando más esto que el hecho de que yo me esforzara por darle dádivas que ayudaran a limar asperezas, importando más ese hecho de una preferencia personal que el cuerpo gobernante ha criticado, que el hecho de que me esforzara por ser diligente en mis asignaciones, cordial y servicial con el resto de personas. Me despreció por una preferencia personal, no por algo realmente serio como mi forma de comportarme con los demás. ¿Entonces? ¿Se identifica a los verdaderos cristianos por sus frutos, como lo dice Juan 13: 34, 35? No, se identifican más bien por su doctrina, por su capacidad de sometimiento, sumisión y abnegación en favor de los dictámenes del cuerpo gobernante, de la capacidad de negación de su pensar para validar el discurso de otro. Eso es lo que en verdad implica ser testigo de Jehová: repudiarse a sí mismo, y seguir las estipulaciones que el cuerpo gobernante ha dictado. De eso no era consciente en el momento de mi bautismo, de cómo debía negar mi capacidad de pensar, y, al desconocerlo, al desconocer los distintos criterios que podía haber al respecto, pues, sencillamente obré por no haber conocido más posibilidades. Es tal como lo dijera Wittgenstein: cuando no hay dialéctica, una verdad se acepta como única por el desconocimiento de otras revelaciones. Ahora que entiendo qué decidí, y luego sí comprendí qué decisión había tomado, pues me niego a someterme a aquello por lo que alguna vez me sacrifiqué.

    Hay otro asunto por el cual decido romper mis vínculos con esta organización religiosa. Siempre se ha dicho que la Biblia es la palabra de Dios. Se dice que es un libro auténtico, un libro que muestra sabiduría superior a todos los demás, y que se ha caracterizado porque permanece en el tiempo. Estos hechos no pueden negarse. Nadie jamás puede negar que muchos de los consejos que da la Biblia son provechosos. Nadie niega que prescripciones con relación a la sangre, a la sexualidad, la moralidad, el amor, las relaciones interpersonales, sonrealmente joyas que todo ser humano debe tener en gran estima. Muchos de estos consejos los seguiré aplicando a mi vida diaria: la forma de llevar mi vida sexual, la forma de ver la autoridad, la forma de tratar a la mujer, la forma de utilizar la sangre, el punto de vista equilibrado que se debe tener acerca de las posesiones materiales, y otras tantas cosas. Esto que aprendí durante diez años, casi once, es algo que debo agradecer a su mancomunidad que me esclareció el significado y la practicidad de estos y otros principios. No obstante, a pesar de toda la sabiduría que pudiera hallarse en los principios de la Biblia, que tanto se pondera como un libro de inspiración exclusiva, creo que se ha olvidado destacar que este texto sagrado recibió otras influencias ajenas a la divina. Este hecho no se destaca. Se ha dejado de lado. ¿La razón? ¿Pudiera ser que quisiera ocultarse sabiduría externa que se anticipó a los escritos divinos? ¿Pudiera ser que se piense que esto no debe ser conocido por otros para que no se destaquen publicaciones ajenas a las sagradas escrituras? ¿O puede que, simplemente, se desconozca este hecho? Lo ilustro con varios ejemplos. Desde siempre, se ha estigmatizado, en la Biblia, el helenismo como algo pagano, profano, ofensivo al Dios judeo-cristiano. Por ejemplo, Pablo previno a los cristianos de Colosas contra la filosofía en la carta a los Colosenses 2: 8. Pero hay algo que quisiera destacar. ¿Qué origen tuvo el apóstol Pablo? Era un judío de habla griega, que conocía la cultura latina. Era fariseo. ¿De dónde se originó la cultura farisea? Pues bien, les cito una referencia misma del esclavo fiel y discreto, de La Atalaya del 15 de septiembre de 2006, en las páginas 10-13.Allí se habla del origen del sanedrín. Ellos fueron los encargados de asesinar a Jesús. Esto no es secreto para nadie. Allí se explica que este surgió como producto del asilo de los judíos en Babilonia durante los setenta años del famoso exilio del 607 al 537 a E.C. Ahora bien, debe recordarse que esta cultura, fue la que posteriormente ejerció una notable influencia sobre la cultura griega. Es decir, los macedonios –descendientes de Babilonia-, influenciaron a los fariseos, a la par que influenciaron a los griegos al ser sus futuros antepasados. Además, los fariseos recibían instrucción clásica. Esto es, los fariseos, descendientes de babilonios macedonios, de por sí ya inculcaban lo que se había aprendido en el exilio. Pero además, recordemos a los judíos de la diáspora: los judíos de habla griega esparcidos por el imperio romano. De ellos seguramente Pablo provenía. El judaísmo, la religión que practicaba Pablo, no era únicamente el Pentateuco, o los Profetas. En realidad, el judaísmo era la doctrina judía permeada de doctrina griega (Gálatas 1: 13, 14). Entonces, Pablo conocía, ciertamente, las enseñanzas de Aristóteles, Sócrates, Platón, Heráclito, Parménides, Pitágoras, Hesíodo, Homero, en fin, de todos estos sabios de la antigüedad clásica. Así las cosas, algo del helenismo tuvo que dejar mella en Saulo de Tarso. Pero para ir más allá, al leer libros como La República, de Platón, o La Política y La Metafísica de Aristóteles, halla uno ciertas similitudes entre lo que decía Pablo y estos otros pensadores. Por ejemplo, Sócrates destacó en diversas ocasiones que el hombre no debía casarse a una edad muy temprana para formar su familia; él hablaba de cuarenta o cincuenta años en ese tiempo. ¿No es esto similar a lo que dijo Pablo en la primera carta a los corintios en la que destacó que quien deseara casarse esperara hasta que pasara la flor de su juventud? O si no, en más de una ocasión destacó que el hombre debía esmerarse por cultivar la virtud, y no anhelar la posesión de riquezas materiales, anteponiendo el deseo de desarrollar la intelectualidad, la espiritualidad y el raciocinio, cosa que los griegos siempre ponderaron por encima de todo. Eso lo hacía permanentemente en todas sus obras. Baste con leer La apología de Sócrates, para darse cuenta de esto. ¿No es esto similar a aquello que decía Pablo cuando decía que las cosas espirituales son eternas y las visibles son temporales? También hay otras ideas más que son similares, como por ejemplo la manera de ver las mujeres en el mando. Es bien sabido que el helenismo, como la supuesta primera democracia, consideraba a la mujer como una niña sin criterio, como un ente inferior que debía supeditarse ciegamente a la autoridad del hombre. Pues bien, con el paso de los años, he aprendido a entender que la Biblia no promueve el machismo; pero igual, al leer los escritos de Pablo, uno podía percibir cómo la influencia griega se notaba en sus escritos al decir que no permitía que la mujer ejerciera autoridad en la congregación. Se dejaba entrever un cierto gajo de machismo, una cierta actitud despectiva hacia ella. ¿No es similar al concepto griego que se tenía sobre la mujer?

    Pues, por otro lado, ha de destacarse, que muchos de los libros que relatan la historia de los reyes de los días de Jehová, también sirvieron de inspiración. Es decir, Jeremías y Esdras tomaron información de fuentes históricas ajenas a la divina para poder escribir sus libros. Es lo que dice una referencia. Jeremías y Esdras se basaron en escritos de Babilonia y otras culturas para poder hacer sus crónicas, en tabloides, en figuras cuneiformes y demás.Esto, desde luego, lo hicieron para tener una referencia más exacta de todo aquello que decían. Pero vale decir que, entonces, hay información seglar que sirvió de base para la escritura de la Biblia. Ustedes me dirán que eso revela que las sagradas escrituras tratan de ser fidedignas. No se niega esto. Pero de todas formas, ¿por qué satanizamos cierto saber humano cuando muchas veces fue el que sirvió de base para impartir ciertas doctrinas? Creo que es una posición radical que muestra que a veces ciertas cosas se utilizan cuando convienen más. No podemos desprestigiar este tipo de saber, y sin embargo, es lo que se ha hecho. Pero lo que me parece peor, es que deseen que uno crea que nada más inspiró la Biblia sino solo los pensamientos de Dios, que es auténtica y original. Pues, teniendo en cuenta las evidencias, es notorio saber que en verdad otros libros anteriores a ella han servido para su base. No se entienda que estoy desprestigiando la Biblia, lo que estoy tratando de decir es que no podemos hacer creer que es netamente auténtica, cuando, en realidad, al igual que muchas obras de la literatura universal, resultan en palimpsestos.

    Por otro lado, deberé señalar que, en ocasiones, la interpretación que los testigos de Jehová hacen de la Biblia, me resulta forzada. Esto es, siempre se ha dicho que lo que se enseña es con base en las afirmaciones de las escrituras. No se niega que este grupo se ha caracterizado por su adhesión a la Biblia, y que ha hecho un esfuerzo concienzudo por interpretarla correctamente. Es más, no se niega que la exégesis que se lleva a cabo es muy exhaustiva: contexto del texto, la vida de los personajes, la coherencia de un texto con otros, el significado de ciertas palabras; la Biblia con referencias es un claro ejemplo de ello, un claro ejemplo de cómo trató de hacerse una edición de la palabra de Dios de manera honesta, ciñéndose al texto original, sin tratar de perder la naturaleza de los textos genuinos, ajustándose al lenguaje actual para que pueda ser entendida fácilmente por cualquier persona. Es admirable notar doctrinas como las de la descendencia abrahámica, la Jerusalén celestial, la esposa de Jehová, la novia de Cristo, las cualidades de Jehová, y muchas otras cosas. No hay duda que este tipo de enseñanzas le permiten a uno tener un mejor panorama de lo que dice la Biblia. Pero, por otro lado, no se debe negar que hay ciertas enseñanzas que me resultan un poco dudosas. Por ejemplo, siempre se ha dicho que quienes sobrevivan a la destrucción del sistema de cosas, no morirán. Quienes hayan muerto en la última etapa de la conclusión del sistema de cosas, resucitarán primero, y quienes hayan fallecido en el inicio de los tiempos de la historia humana, serán los últimos en resucitar. Es lo que tradicionalmente se ha explicado. Sin embargo, notando el contexto, en ningún momento se habla de la resurrección. Se habla de otra cosa. Se habla que aquellos que siguen el camino del cristianismo, son los que juzgarán a las doce tribus de Israel, aplicándolo a los cristianos ungidos. Pero esa doctrina ha sido aplicada a la resurrección en el reinado milenario. No obstante, si es aplicable para los ungidos, de acuerdo al contexto, no se puede aplicar a la resurrección terrestre. No se deja ver por ningún lado que se hable del orden en que será resucitada la sociedad humana. Entonces, ¿quién ha hecho esa conjetura? Pues bueno, averiguando acerca de este mismo versículo, también se habla de que este ser primero-último, último-primero aplica a los líderes religiosos fariseos y a los cristianos que sí aceptaron a Jesús. Por otro lado, también se ha aplicado a aquellos que acogieron a los testigos de Jehová a comienzos del siglo XX, y que demostraron ser aptos para ser el esclavo fiel y discreto, en contraste con la cristiandad. A decir verdad, esta aseveración me parece un poco precipitada. Es decir, ¿hay una evidencia concreta que diga que esto iba a efectuarse de esta manera? Se habla de una serie de hechos en el análisis de otras profecías bíblicas, como el hecho de que la predicación se detuviera un tiempo, o se habla de la persecución en contra de los testigos de Jehová, y muchas otras cosas; pero, la verdad, he llegado a pensar que simplemente están haciendo que estos hechos encajen con la profecía, no que la profecía encaje con los hechos. Es una sobre-interpretación. Este tipo de cosas no se pueden afirmar tan categóricamente, por muy profundamente que se les haya investigado. Simplemente es mejor dejar únicamente que el texto diga lo que tiene que decir sobre sí mismo. Es simple: no ir más allá de las cosas que están escritas (1 Corintios 4: 6).

    Sin embargo, esta misma regla que los testigos de Jehová han pregonado por mucho tiempo, ha sido la misma regla que ellos quiebran. Se lo sustento con un ejemplo. En la asamblea de distrito del año de servicio 2007-2008, se presentó un drama acerca de la vida de Timoteo. Se decía que él tuvo que enfrentarse a una disyuntiva: o elegir la educación de las grandes escuelas de Grecia, o elegir el camino del servicio a Dios de tiempo completo. Claramente, se nota que Timoteo eligió lo segundo, enfrentándose a la presión de su padre heleno. Pero pregunto: ¿eso aparece en la Biblia? ¿Dice la Biblia que Timoteo hubiera tenido que enfrentarse a su padre y optar por elcamino del servicio de tiempo completo? ¿Indica la Biblia que lo hayan presionado otros hermanos para que escogiera ir a los recintos académicos griegos? Honestamente, eso no lo menciona jamás. ¿De dónde sacan esas conjeturas? ¿No dicen que no hay que dar lugar a especulaciones y solo ceñirse a la fiel palabra de la verdad? ¿Por qué especulan con lo que pudo haber pasado? ¿Para darle lugar a una publicidad a algo contra lo cual hace tiempo se alberga animosidad como es la educación universitaria? ¿Por qué no se ciñen a lo que específicamente está escrito? Yo, particularmente, cuando vi ese drama, lo consideré una manipulación de la información, basándose un poco en la credibilidad que el esclavo fiel y discreto se ha ganado con el paso de los años. Esto yo se lo dejé entrever a un anciano. Me dijo que cuando vio mi reacción al drama, vio en mí una la actitud de un hombre carnal, no la actitud de un hombre espiritual. Me dijo que esa actitud analítica y crítica me convertía en un apóstata en potencia; de hecho, me dijo que yo era un apóstata en potencia. Me dijo que para la fe es perjudicial el analizar los asuntos. No le dije nada. Con él no tiene caso discutir, dada la institucionalidad de su familia dentro de la organización. Siendo así esto, he preferido, al pasar los años, guardar mis opiniones y no compartirlas, dado que se me ve como si estuviera incitando prácticas nocivas como un asesinato, la prostitución, la pornografía, u otras. Según veo, esta organización considera que es un crimen pensar distinto al esclavo fiel y discreto, más si ciertas enseñanzas de la Biblia están sobredimensionadas a lo que realmente quieren transmitir. Pero me parece más triste todavía que cuando alguien está empezando a aprender acerca de la Biblia, le digan cosas como que es normal preguntarse cosas acerca de la vida: ¿por qué sufrimos? ¿Dónde están los muertos? ¿Cuál es el propósito de la vida?, y todas aquellas que aparecen al principio de publicaciones básicas como el libro ¿Qué enseña realmente la Biblia?, o ¿Le gustaría saber la verdad? Dicen que es normal preguntarse ese tipo de cosas, que Dios no condenó a Amós por preguntarle porqué no destruía a los inicuos, y hasta cuándo permitiría que el justo muriera por mano del inicuo. Sí, no está mal preguntarle a Dios cuando se está alejado de él, no está mal cuestionar las enseñanzas de nuestra religión si esta no corresponde con el cristianismo. Pero estando dentro de él, esto es lo más nocivo y perjudicial que hay. Dicen, basados en Judas, que hay que mostrarle misericordia a los que tienen dudas. Bien, eso no se discute, pero sí discuto que cuando se piensa distinto, se considera algo inicuo. La conclusión: cuestiónate cuando no eres testigo de Jehová, y búscanos que nosotros te contestamos; cuando seas uno de nosotros, no preguntes, acata, eso es la sumisión teocrática, y eso le agrada mucho a Jehová.

    La historia se repite. A los testigos de Jehová los persiguen en Rusia por no ser comunistas, se les persiguió en Alemania por no apoyar al Führer, se persiguió en la Inquisición a los que leían la Biblia, se persiguió a Galileo por desenmascarar las mentiras religiosas acerca de la forma de la tierra, se persiguió a Newton por no compaginar con las creencias de la iglesia, y la historia humana es plétora del mismo acontecer: se persigue al que piensa distinto. El comunismo ruso surge por la deificación de la teoría marxista de la religión, y se emprende un feroz ataque contra ella; luego Rusia hace lo mismo que ya había criticado en la Alemania prusiana del siglo XIX en la que vivió Marx: persigue a la religión, y aniquila a quienes no siguen la doctrina comunista. Los testigos de Jehová hablan de que se les perseguirá cuando su familia les vea conversos a esta religión, pero también ocurrirá en sentido inverso: se presionará a todo aquel que no desea seguir la doctrina cristiana por no concordar con ella. Se le dirá que al alejarse del cristianismo se aleja uno de Dios. Se le dirá que se ha descarrilado del camino que lleva a la vida eterna, y que ahora ha puesto en peligro su posibilidad de salvación. Ahora la forma de perseguir toma otrorostro: no es la tortura física, no es el holocausto, no es la cámara de gas; es el du sollstnicht, del que habló Nietzsche en El Anticristo, el no-debes, porque Dios te traerá a juicio, el no-debes porque Jehová tu Dios es un Dios que exige devoción exclusiva, el no-debes porque pararás en muerte. Esa es la nueva forma de persecución al disidente: la tortura psicológica de la destrucción eterna en el gehena, el juicio que le espera al hombre del desafuero. A Charles Taze Russell le pasó al alejarse de la iglesia presbiteriana, sobretodo cuando su esposa lo abandonó por no hacer de la fe un negocio –algo loable, por cierto-, pero igual lo enfrentó. Entonces, la historia se repite: se persigue al que piensa distinto, se le excluye para evitar su influencia y demás. Pues bien, siendo esto así, estoy dispuesto a asumir la responsabilidad que sé que esto conlleva. Pero no estoy dispuesto a promover las creencias de un grupo con el que ya no concuerdo. Distinto sería si lo creyera, pero dado que mi corazón se ha alejado de esta doctrina, prefiero ser coherente y defender aquello que con el tiempo se ha ido convirtiendo en la base de mi creer.

    Ya no creo en el cristianismo. No hablo de los crímenes que han perpetuado: la Inquisición, la colonización occidental a tierras americanas, la estafa de las iglesias cristianas, las sanaciones milagrosas, la vindicación del divorcio que hizo Enrique VIII al fundar la iglesia anglicana. Eso no es cristianismo. Eso es cristiandad. Hablo, específicamente, del cristianismo que ustedes practican, el cristianismo que, quizá a nivel doctrinal es más o menos acertado –teniendo en cuenta las atribuciones que se han tomado con otros versículos de la Biblia-. ¿Las razones? Muchas. Pero, solo por mencionarles un caso, la Biblia dice lo siguiente en 1 Corintios 6: 1: “¿Se atreve cualquiera de ustedes que tenga un pleito contra el otro a ir al tribunal ante hombres injustos, y no ante los santos? ¿O no saben ustedes que los santos juzgarán al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por ustedes, ¿son ustedes incapaces de juzgar asuntos de ínfima importancia? ¿No saben que juzgaremos a ángeles? Entonces, ¿por qué no los asuntos de esta vida? Por eso, si en realidad tienen asuntos de esta vida que hayan de ser juzgados, ¿es a los hombres a quienes se menosprecia en la congregación a quienes ustedes ponen por jueces? Hablo para hacerles sentir vergüenza. ¿Es verdad que no hay entre ustedes ni un solo sabio que pueda juzgar entre sus hermanos, sino que hermano va con hermano a los tribunales, y eso ante los incrédulos?” (1 Corintios 6: 1-6). ¿Qué dicen las publicaciones sobre este versículo? Dicen que si un hermano le presta plata a otro, y el prestamista resulta afectado, no debería recurrir a la justicia del César para intentar solucionar el inconveniente. Más bien, es preferible permitir que el beneficiario se salga con la suya y que se apropie de un dinero que no lo ganó legítimamente. ¿La razón? Porque esto daría mal testimonio ante los tribunales judiciales seglares. Así lo dice La Atalaya del 1 de mayo de 1995, página 30:

    Ahora bien, ¿qué puede hacer si piensa que un hermano cristiano no ha sido honrado con usted en los negocios? ¿Debería llevarlo a los tribunales? La Biblia no deja lugar a dudas a este respecto. “¿Se atreve cualquiera de ustedes que tenga un pleito contra el otro a ir al tribunal ante hombres injustos, y no ante los santos?”, preguntó el apóstol Pablo. Pero, ¿qué hacer si el problema no se soluciona satisfactoriamente enseguida? Pablo añadió: “Significa del todo derrota para ustedes el que estén teniendo litigios unos con otros. ¿Por qué no dejan más bien que les hagan injusticias? ¿Por qué no dejan más bien que los defrauden?”. Piense en el desprestigio que supondría para la organización cristiana el que la gente de afuera oyera que los cristianos verdaderos litigan sus disputas en los tribunales. ¿Podría ser que en esos casos el amor al dinero se hubiera hecho más fuerte que el amor al hermano? ¿O podría ser que se hubiera manchado nuestra reputación y quisiéramos ante todo vengarnos? El consejo de Pablo muestra que en tales casos sería mejor aceptar la pérdida que ir a los tribunales. (1 Corintios 6:1, 7; Romanos 12:17-21.).

    Entonces, ¿qué es lo que importa acá? Que no se haga un oprobio el nombre, no solo para el nombre de Dios, sino también para los mismos testigos de Jehová. ¿Qué veo acá? Sencillo: ocultemos información. Eso es todo. Esto desprestigia a la mancomunidad. Pues bien, ustedes dicen que la prueba más fehaciente que la Biblia es la palabra de Dios, es el hecho de que sus propios escritores reconozcan sus errores, tal como lo hizo honestamente Moisés, o Jonás. ¿Serían tan honestos como dicen ser si ocultaran información a otros medios y permitieran que un inocente fuera víctima de una injusticia sabiendo que la ley seglar, inclusive, condena este tipo de actos? ¿No cambiaría acaso la situación si fuera una persona del mundo, como dicen ustedes, y podría entonces hacer la demanda? ¿No es eso último, de cierta manera, teniendo en cuenta lo que dijo Pablo, querer decir que los cristianos son inmaculados y los que no lo son definirlos como alguien impío? Pues no quiero estar en una organización religiosa, que, de cierta forma, promueve este tipo de injusticias. No estoy de acuerdo con el pietismo cristiano. Porque además el mismo Salomón dijo que cuando ‘la obra contra una obra mala no se ha ejecutado velozmente, es por eso que el corazón de los hijos de los hombres queda plenamente resuelto en ellos a hacer lo malo’ (Eclesiastés 8: 11). Esto no hace más que promover el espíritu estafador inherente al humano, todo con el objetivo de mantener el nombre y la reputación de una organización que, tal como todas las comunidades religiosas, tienen gente bondadosa y gente malintencionada. Lo cierto es que no estoy de acuerdo con esto, y no lo defenderé porque no lo creo. No se puede defender aquello de lo cual uno ya no alberga ninguna convicción, no producto de algo que ha pasado hace un mes o dos, sino producto de lo que he visto en años de estar acá.

    Así las cosas, reitero enérgicamente el motivo de mi retirada: el sometimiento a ciegas de las directrices de un grupo de personas, la condena despiadada y absurda a la toma de decisiones personales que no concuerden con el consejo de la Watchtower y sus representantes, la especulación en la interpretación de ciertos pasajes de las escrituras, y la venta de la idealización de la mancomunidad Watchtower como una organización de personas de bien, ocultando que en realidad allí puede haber personalidades perversas, tal como las hay en toda parte. Me retiro porque se considera inicuo a quien no piensa igual que ustedes, y dado esto, prefiero salirme a estar en un grupo que no me permite pensar, un grupo que no es coherente en muchos de sus procederes, en un grupo que te condena por no creer, no tanto por tu hacer. Charles Taze Russell y Joseph Rutherford dijeron: si alguien ha conocido un mejor camino en la vida que este, que lo siga. Pues sí, yo ya lo encontré: no es la religión, tampoco lo es el alejarme de Dios, en quien seguiré creyendo, y a quien seguiré reconociendo, no es la política ni ninguna cultura urbana o movimiento ritual o secta, ni nada por el estilo. Es mi libre arbitrio, mi libertad, mi conciencia. No necesito una religión, necesito pensar, necesito mi espacio, en donde sea yo quien tome mis decisiones, exento de toda la manipulación propagandística de un grupo de personas que condenan el saber, tal como en la Edad Media, saber disfrazado de racionalidad, escondido detrás de dos palabras: cuerpo gobernante. No necesito ello. Lo único que necesito es quitarme la presión de sentirme miserable si no actúo como ellos, necesito mi lugar, necesito empezar a actuar por mis medios, basado en el conocimiento que voy adquiriendo. No se piense que esto me hará un ser promiscuo, licencioso, o inmoral. Hay límites, y eso lo aprendí aquí. Muchas gracias por estos años. No se niega lo que aprendí durante tanto tiempo. Pero no me quiero someter ciegamente a otra autoridad, ni hacerle propaganda a quien me considera pecador por pensar, por decidir por mí mismo. Créanme que he conocido mucha gente que no es religiosa, y puede llegar a ser mejor que muchos adeptos de esta iglesia. No se necesita una religión para ser una persona integral. Nietzsche decía que el peor error de los hombres era seguir a un ídolo, a una institución. De ello ya me he dado cuenta; así, no voy a seguir una institución, lo peor es tratar de encajar con ellas. No quiero encajar con nadie. Para acercarme a Dios no necesito religión, necesito practicar el bien. Eso es todo. Dios conoce nuestros corazones, y no creo que su aprobación dependa de mi adhesión a una secta, a un movimiento religioso o a una comunidad.

    Simplemente, deseo hacer uso del pensar sano y mi racionalidad para ser responsable y autónomo, buscando el bien para mí y los que me rodean. No quiero adoctrinarlos a ustedes ni mucho menos. No quiero que me crean. No les estoy pidiendo permiso para irme. Les estoy notificando mi resolución. Si ese es el camino que les hace felices, no tienen porqué cambiarlo; sigan ahí, y tengan la certeza que esto que digo está desprovisto de sarcasmo. Yo, por mi parte, no quiero que este camino sea el de mi vida ni la vida de otros. Quiero que cada cual haga su camino sin abusar del otro, sin hacerle el mal, y buscando el bien, sin manipular ni chantajear. Eso es lo que quiero.

    Por último, solo quiero pedirles que si antes de este domingo no se ha hablado conmigo al respecto de los asuntos de esta carta, pueden, perfectamente, hacer el anuncio el próximo miércoles 23 de noviembre de 2011, acerca de mi retiro de esta organización religiosa. No veo problema en ello, y si hablo con ustedes, espero, como condición fundamental, que no me traigan publicaciones de la Watchtower ni se preparen para persuadirme de algo para lo cual ya estoy resuelto. No los quiero persuadir de mi proceder, pero si desean hablar conmigo, deberán hacerlo antes del domingo 20 de noviembre, y sin publicaciones de ningún tipo que me sugieran leer. Si desean hacer mención de ellas mientras conversamos, no es problema, pero no les pido que me las hagan leer, porque ustedes no serían capaces de leer ninguno de los libros que aquí he citado como referencia al considerarlos ustedes sabiduría humana mundana. Pues no quiero publicaciones del esclavo fiel y discreto en el comité que se me haga. Simplemente el comité véaselo como una forma de decir aquello que durante años callé, y que tanto daño me hizo. Pero no quiero que traten de persuadirme de volver. Si ustedes estiman necesario no hablar conmigo porque me consideran una influencia nociva para los demás, pues tienen todo mi permiso para dar el anuncio de mi retirada de esta organización religiosa en la próxima reunión de servicio, y no lo consideraré una retaliación, ni una arbitrariedad, ni apelaré por su decisión; al contrario, ya que esto facilitaría más todo. Que este documento sirva como muestra oficial de mi deseo salirme de sus filas. Convengo en esto.

    Muchas gracias por todos estos años de enseñanzas, pero ya no va más. Les deseo un feliz día a ustedes, y que sean bendecidos por Dios. Yo ya encontré mi camino, y es el que seguiré. Hasta nunca. Se despide de ustedes quien fuera su servidor,

    Respetuosamente,

    __________________________________
    José Leonardo Franco Urrego.
    80’829.789.

  13. Ojalá publicaran mi carta en el muro de esta página. La verdad, si soy sincero, ya hasta ant-semita soy, y, pues, no me parece malo lo que hacen los grupos de black-metal noruego, a saber, oponerse abiertamente al cristianismo en la Europa Escandinava. El cristianismo es una plaga mortífera que nunca debió existir. Jesucristo fue un ejemplo como hombre, pero no creo que jamás hubiera querido fundar una institución policiva de esta índole, ni mucho menos paramilitar que adquiere sus dineros, no solo con donaciones voluntarias, sino financiando organizaciones que expropian a otros campesinos, y que adquiere sus propiedades mediante el cobro sempiterno de intereses a sus feligreces por usar su salón, que aplica políticas policivas de la Francia y la Inglaterra del siglo XVII y XVIII, con relación a conceptos puritanos de la locura, y mantiene viejas tradiciones de la Época Medieval. Un asco: AC/DC: Anti-Christianity/Death-to-Christianity.

  14. En efecto mi querido José. Jesucristo no quiso que se fundara una religión en torno a él; en esto concuerdo con usted.

    El Evangelio de Jesucristo es: La Paternidad de Dios y la Fraternidad de los hombres; es decir: Dios es nuestro Padre y por lo tanto todos somos hermanos. Así de simple no?

    En lo personal me gusta escuchar la música a la que haces referencia así como el heavy metal; no por el simple hecho de escucharla me va poseer el espíritu de Satanás. Eso se lo dejamos a las mentes pusilánimes a las que no quieren evolucionar, a las que tienen miedo de saber y de quitarse la inmensa venda que tienen en sus ojos. A todas aquellas mentes que tienen miedo y que las han inducido a tenerlo, a todos esos fanáticos que nos ven como como si fuésemos la personificación del mismísmo Diablo.

    Quiero felicitarte por tu decisión y espero que sigas llevando tu vida como tú la deseas, donde nadie te diga lo que tienes que pensar, donde nadie te obligue a hacer lo que no deseas. Muchos de los “apóstatas” de éste blog ya hemos encontrado nuestro camino fuera de la SECTA TJ. Haz el bien y como bien dijiste: Dios conoce nuestros corazones.

    Un gran abrazo.

    Fénix.

  15. lo unico que se es que los testigos de jehova son buenas personas ,dan esperanza en este mundo ,.malo, y aquel que aya creado esta pagina es por que esta resentido ..si te expulsaron fue porque no sirves para la adoracion pura que dios requiere.

  16. khakjdyiud@lajhuhjk.com

    Wow, Hay gente que no tiene nadar que hacer , verdad? Ponganse a hacer algo util pa el prójimo en vez de estar criticando a los Testigos de Jehová….

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s