Nuestros lectores quieren hablar… sobre la hipocresía en las congregaciones del sur de Madrid, España

Nuestros lectores quieren hablar
Tan solo quiero escribir este post porque sé que muchos de los que postean en este foro son testigos en activo, incluso ancianos, que conocen muy de cerca la zona sur de Madrid Comunidad, es decir, todo lo que va por la Carretera A42, A5, A4 y ese largo número de pueblos que tienen numeros[as] congregaciones. Siendo ese el caso quiero explicaros como están allí las congregaciones.

Tipo 1) Muchas de las congregaciones de la zona Sur de Madrid mantienen todavía ancianos de la etapa de los 70 y los tempranos 80, es decir, quedan diplodocus todavía que siguen manejando las congregaciones a su antojo, con gran poder de decisión. Algunos de estos diplodocus son “hijos de” o “de segunda generación”, con lo que mantienen el status quo de quien aprendieron. Podría hablaros de casos en Getafe muy conocidos, Fuenlabrada, Leganés, e incluso las nuevas que se formaron en la carretera de Toledo, donde muchos ancianos de la zona Sur marcharon en busca de nuevos poderes. Estas congregaciones de un mismo pueblo se suelen dividir entra las que apoyan al anciano mengano y las que apoyan a zutano. Ambos, mengano y zutano suelen llevarse fatal, muy mal, aunque cuando se ven en las asambleas se abrazan. Es tan claro el caso que no doy nombres porque los que estáis en el sur ya sabéis de quienes hablo. Los jóvenes de estas congregaciones, en su mayoría, llevan dobles vidas, y cuando digo dobles vidas, no me refiero a que se coman a besos con algunas jóvenes, o que una o dos veces cometieran un error, sino a jóvenes que fuman, se meten coca, o simplemente se casan habiendo fornicado continuamente. Esto es mucho más común de lo que parece, y si queréis os doy nombres y apellidos.

Tipo 2) Otras congregaciones son jóvenes, muy jóvenes, donde hay un anciano de unos 40 o 50 años, y el resto son jóvenes ancianos muy prometedores, pero que ya no tienen la sangre real de testigo, exceptuando algunos casos. Esas congregaciones son polvorines, donde ancianos jóvenes se han formado su “empresa” y bajo un tono de monaguillo, se esconde un ansia de querer hacer lo que hicieron “sus papis” o de “hacer algo grande”. Estos jóvenes ancianos, entre ellos, hablan de lo mal que lo hace la sucursal, de lo malo que es este superintendente, de lo paquetes que son algunos, pero cuando viene el superintendente la simonía llega a límites insospechados, y se transforman en “guardianes de la WT”. No suelen nombrar a nadie anciano o siervo, salvo a sus amigos. Puedo hablar de congregaciones así en Móstoles, Leganés, Getafe, Fuenlabrada…En estos casos suele saltar la liebre, y un anciano deja de serlo. En ese caso se ceban con el, y se le trata de delincuente como mínimo, llegando a contar a viva voz datos de comités judiciales y llegando a la calumnia con el fin de desprestigiar a dicho ex anciano, y por tanto, cuando cuente lo que sabe, que nadie le crea.

Tipo 3) Congregaciones estándar, donde suele haber conflictos entre ancianos, y al final, se acaba renovando al cuerpo de ancianos, capitaneado por alguien que envía la sociedad a poner orden, y nombrando a nuevos jovencitos que buscan que el “rey Arturo les nombre caballeros”. Estas congregaciones también son polvorines, porque los ancianos salientes acaban expulsados o desasociados, con razón o sin ella, pero contando toda la basura que han visto. Puedo contaros casos en Móstoles de ese tipo, en el que se fue a la caza despiadada de ciertos varones prominentes y se les obligo a desertar de ancianos.

El Sur de Madrid es el centro de la apostasía disfrazada. En mi etapa de anciano compartí conversaciones sobre “el desencanto que había con Watchtower España”. Los ancianos se sentían engañados con muchas cosas, pues al final los privilegios iban siempre a los mismos. Se veía que al final discursaban los mismos, que no dejaban de ser los amigos de Fernando Marin, los amigos de Luis Gallego, los amigos de Javier Folch, los amigos de Tomas Nach y así por el estilo.

Puedo daros nombres de ancianos en activo discursantes del circuito, que les he visto decir que “el esclavo fiel y discreto se le va la cabeza” y que “mejor que escriban los netineos”. Ancianos en activo que se quejan amargamente de sus superintendentes de circuito por lo que se les permite a ellos. Ancianos que han escritos cartas de renuncia, pero que después se les dio caramelos para que no lo hicieran por el miedo que se les tenía. Y por supuesto, he visto a hermanos diciendo a ancianos (algunos de aquí sabes el sonado caso) de “te voy a matar a ostias cabrón” a viva voz en Fuenlabrada.
En fin esta es la realidad del Sur de Madrid y de los alrededores.

Si alguien dice que he exagerado que me lo diga por [email] y entonces les cuento datos, con pelos y señales, así como los nombres de los hermanos que conseguían el tabaco de la felicidad, así como la garlopilla, y como esta era suministrada, desde la zona de Toledo, hasta incluso conocidas discotecas del norte de Madrid.

http://www.extjforo.com/foro/showthread.php?t=14862

(contribuido)

2 responses to “Nuestros lectores quieren hablar… sobre la hipocresía en las congregaciones del sur de Madrid, España

  1. MUJER Y A TI, QUIEN TE ACUSA?, CHISMOSO(a)

  2. Que triste y lamentable leer este tipo de articulo , yo creo que la que escribio no estana nada de bien

Comparte tu Comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s