Monthly Archives: December 2009

Miembro del cuerpo gobernante Geoffrey Jackson queda viudo

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA  Me acabo de enterar, gracias a mis “avispados” contactos en la alta esfera en “La Meca del Santo Pedir” en Brooklyn, Patterson y Wallkill, que uno de los miembros mas jóvenes del cuerpo gobernante, el auto-proclamado “cristo” –ungido- Geoffrey Jackson, ha quedado viudo.

Su esposa Jenny Jackson, quien por más de 50 años “sirvió a un proyecto humano pensando que era divino” ha fallecido estos días y esta noche del Lunes –antes del estudio de familia de los betelitas- se realizará su discurso de funeral desde Betel.

Seguro que ahí mencionarán todo lo que hizo en favor del reino –de la watchtower-.

Nuestro pésame al doliente.

Advertisements

Los Siervos Ministeriales ya no participarán en comités judiciales

Los Siervos Ministeriales, diáconos, “ayudantes de los ancianos”, “aspirantes a ancianos”, son una fauna, una clasificación particular, dentro de la “pirámide teocrática” de la sociedad watchtower.

No tienen mucho poder de decisión sobre otros. Son –a mi parecer-, los polluelos de aves que se pelean entre sí el alimento en calidad de vómito que trae la mamá cuando regresa al nido.

¿Cuál es el trabajo de los Siervos Ministeriales? Cooperar con los ancianos en toda clase de labores que no incluyan la enseñanza en la congregación.
¿Cuál es la primera obligación del Siervo Ministerial? Obedecer a los ancianos en todo.

Recuerdo muchas reuniones de adoctrinamiento donde los ancianos indicaban repetidamente a los siervos ministeriales a cooperar estrechamente, aceptar guía y a obedecer sin dilación cualquier orden o instrucción dada. En una ocasión muy memorable se les dijo: “Su obediencia debe ser tal a los ancianos, que si ellos decidieran pintar el salón del reino de color negro, ustedes debieran competir para ir a comprar la pintura”. Algunos nos quedamos pasmados al ver como la mayoría de ellos asentían con sus cabezas.

¿Por qué esa clase de sumisión a hombres? Me pongo este ejemplo: cuando uno esta escalando una pared o montana, la vista esta siempre situada hacia la cima. El mirar hacia atrás, o hacia abajo, podría causar mareo o miedo.

El siervo ministerial esta en pleno proceso de asenso. Nunca vi un siervo ministerial que quisiera quedarse siendo tal, a no ser que fuera muy viejito. Su meta es ser anciano. Algunos se empujaron a sí mismos y a otros los empujaron en este escalamiento, pero están en el, y por lo general, no pueden para a mitad de camino; eso seria irreversiblemente bochornoso.

Ellos se tiran a este proceso de asenso por varias razones. Quizás las más comunes son estas: 1) el cuerpo gobernante le ha hecho creer que como hombre, su servicio a Dios no es válido o no es de calidad si no desea alcanzar estas metas, 2) el mismo llega a convencerse de que con privilegios pueden hacer más por los demás y 3) la presión. Esta última razón es una muy fuerte, sobre todo para los que están casados con mujeres testigos o viven con sus padres testigos. Creo que la mayoría de las mujeres testigos sueñan con ser la flamante esposa de un anciano o superintendente de circuito. Por su parte, los padres fomentan, desde pequeños, en sus hijos varones el deseo de a hacer mas por la organización por medio de alcanzar estas metas. Desde luego, convencidos por toda la propaganda de la watchtower al respecto.

Cuando un siervo ministerial “progresa” o, en otras palabras, ha ganado la suficiente confianza de los ancianos, ocupa un etéreo cargo llamado “Sustituto de Anciano”. El “sustituto” actúa como anciano cuando hay necesidad de ellos pero sin haber recibido el nombramiento como tal por la sucursal. Se supone que es el siguiente en la lista de nombramientos para la próxima visita del superintendente de circuito, pero he visto varios “sustitutos de anciano” que han estado ahí vegetando por años.

Una nebulosa descripción del “Sustituto de anciano” esta en el libro Ks-91s y dice: “El cuerpo de ancianos pudiera dar mayores privilegios de enseñanza a siervos ministeriales capaces que logren buen progreso y llenen los requisitos.” No esta claro a qué “requisitos” se refiere, porque ya se supone que ha llenado los requisitos para ser siervo ministerial pero que aún no llena los requisitos para ser anciano; sino ya hubiera sido nombrado.

No esta de más decir que los “sustitutos de anciano”, por lo general, se sienten muy orgullosos de su posición privilegiada dentro de su “raza” y lo hacen notar.

Debido a que tales “requisitos” no están muy definidos, es lógico que queda a discreción de los mismos ancianos locales calificar al siervo ministerial. Eso trae como resultado natural que, en ciertas congregaciones, haya siervos ministeriales “poderosos”.

Uno de los “poderes” en cuestión, es la posibilidad de participar en comités judiciales. El saber qué es lo que pasa en un comité judicial produce una fuerte y morbosa curiosidad y el que a un siervo ministerial se le use para ello, es como ser invitado a un Tour por el cielo.

Desde el 1977 se les esta usando en esa calidad:
*** km 10/77 pág. 6 párr. 37 Nuevos arreglos para la organización de congregación ***
Si una congregación está en una zona aislada y no es conveniente el que ancianos de un lugar distante se reúnan con los miembros del comité judicial de la localidad, entonces se pudiera elegir a un siervo ministerial bien capacitado para completar el comité judicial.

Desde Diciembre de 2009, se les restringe a los siervos ministeriales el acceso al “santísimo”, donde la “santísima inquisición” hace de las suyas con las pobres y desamparadas ovejitas. Se les hace descender en el escalafón de la sociedad watchtower respecto a su participación en “juzgar a sus hermanos”. Aquí la nueva instrucción completa:

PROCEDIMIENTOS-SIERVOS MINISTERIALES--26 OCTUBRE 2009-DICIEMBRE 2009 - Pag 01 PROCEDIMIENTOS-SIERVOS MINISTERIALES--26 OCTUBRE 2009-DICIEMBRE 2009 - Pag 02

¿Por qué de este cambio? ¿Será que se esta filtrando mucha información sobre lo que ocurre durante los abusivos comités judiciales? ¿Acaso ya el cuerpo gobernante no confía sus siervos ministeriales, los mismos que el nombró mediante Espíritu Santo? ¿Se les informará a los Siervos Ministeriales sobre el cambio en su participación en comités judiciales o simplemente se les comenzará a ignorar?

Discurso Especial para 2010 de los Testigos de Jehová: Solo el cuerpo gobernante puede hacer conjeturas

Exactamente eso es, los discursantes que se usarán en las congregaciones locales para pronunciar el nuevo discurso especial para 2010 “¿Cuándo tendremos verdadera paz y seguridad? no están autorizados para hacer conjeturas sobre las venideras profecías bíblicas, pues claro, para eso está el auto-proclamado vocero de Dios en la Tierra y no hay que quitarles el trabajo, sino ¡imagínense! estarían solo mirándose las caras y tomando café con ron en su reunioncita del 25 de la calle Columbia en Brooklyn cada miércoles.

Lo chistoso del caso, es que en el bosquejo esta claro: el discursante solo puede ceñirse a repetir las conjeturas del cuerpo gobernante y no meter conjeturas de su cosecha propia.

De todas maneras, si ya le da pereza o flojera ir al salón a escuchar “nuevas luces” recicladas, le ahorramos el viaje al salón para la ocasión. Aquí le damos el pan calentito, recién salido del horno. La respuesta a la pregunta del discurso especial es, redoble de tambores por favor, “Muy Pronto”.

Aquí esta el discurso “especial” para el 2010. Si le dan nauseas, no es culpa mía. Escriba una carta de reclamo a su miembro del cuerpo gobernante favorito. ¡Buena salud a ustedes!

DISCURSO ESPECIAL 2010 - Pag 01  DISCURSO ESPECIAL 2010 - Pag 02

Puntos Principales de un Intento de Lavado de Cerebro con Verdades Temporales y Adoctrinamiento Pernicioso – Estudiando con los Testigos de Jehová – 28/11/2009

El ungido vino en esta ocasión para ayudar al anciano con las posibles preguntas sobre la sangre, que pudiera tener luego de haber recibido y leído el folleto “Como puede salvar la vida la sangre” que se me dio la semana pasada.

La conversación fue mas o menos así:

YO: Leí este folleto y hay muchas cosas que me causaron asombro.
UNGIDO: Ningún problema, puedes preguntar lo que desees.
YO: Dice aquí que ustedes deben llevar cierta especie de identificación. ¿La llevan ustedes? ¿Se puede ver?
UNGIDO: Claro, aquí esta la mía. (Tiene marcado que rechaza todo)
ANCIANO: Esta es la mía. (Tiene marcado que rechaza todo, pero luego durante la conversación, explica que es debido a que prefiere tomar esa decisión porque no está seguro en cuanto al uso de las fracciones y prefiere evitar)
UNGIDO: Como ves, no pongo a los miembros de mi familia como representantes en caso de que esté inconciente, pues no quiero que se molesten ni se incomoden con este asunto. (Falso. La verdadera razón es el deseo de evitar una reacción emocional por parte de los familiares, aunque estos sean testigos) He puesto a personas que, sea cual sea la circunstancia, sé que lucharan por hacer que mis deseos se respeten.
YO: ¿Qué hay en el caso de los niños? ¿Son siempre los padres los responsables por la salud de ellos? Hay religiones que, por ejemplo, no aceptan ninguna clase de tratamiento dado por la medicina moderna; en esos casos ¿puede el gobierno quitar autoridad a los padres en beneficio médico del niño?
UNGIDO: Buena pregunta. En este estado de la nación, el gobierno tiene mucha autoridad para tomar al niño en custodia y aplicar médicamente lo que sea necesario. Luego se lo entregan al padre. En esos casos, el gobierno tiene que responder ante Dios por esa acción tomada en contra de la conciencia de una persona.
YO: Pero el niño no tiene conciencia del tratamiento médico que esta recibiendo ni el porque debe rechazarlo.
UNGIDO: Hay lo que se llama “Menor Maduro”. Corresponde a un menor que entiende lo que esta rechazando.
YO: ¿Tiene ese “menor maduro” todos los puntos de vista posibles respecto a la doctrina de la sangre o solamente los puntos de vista de sus padres que son Testigos de Jehová para poder decidir?
UNGIDO: A veces solo de los padres testigos y a veces los de algún padre que no sea testigo.
YO: El tema del “Menor Maduro” no aplicaría para bebes o niños muy pequeños ¿no?
UNGIDO: No, en esos casos usualmente las cortes ordenan la custodia del menor y aunque los padres pelean su derecho sobre su hijo, por lo general lo pierden.
YO: Eso me parece bien. Hay muchos padres locos que ponen en riesgo a sus hijos por toda clase de ideas religiosas. Ahí tienen a los Amish.
UNGIDO: Mmm… Eso simplemente sería respetar las ideas personales en un país religiosamente libre como éste. Muchas veces he estado en la corte tratando de proteger los intereses espirituales de los pacientes Testigos de Jehová y por lo general, cada vez que les preguntamos a los doctores si ellos podrían firmar un papel asegurando que alguien vivirá si se le administra una transfusión de sangre… jamás lo hacen.
YO: Bueno, eso aplica para toda clase de tratamiento, no solo para las transfusiones de sangre.
UNGIDO: Cierto.
YO: De todas formas, su rechazo a las transfusiones es solamente doctrinal, no medica.
UNGIDO: No es un asunto medico, correcto.
YO: Eso indica que si la sangre fuera segura y limpia cien por ciento, igual no la debieran usar.
UNGIDO: Si.
YO: El problema es que en este folleto, parecen mezclar lo doctrinal con lo médico y hacer creer que ambas son las razones para rechazar las transfusiones.
UNGIDO: La razón principal es la doctrinal. Yo participo en un grupo que se llama Comité de Enlace con los Hospitales y estoy muy familiarizado con ambos mundos, el médico y el nuestro como cristianos.
YO: Pregunta, la prohibición de la sangre se basa en la ley judía de no comer sangre y cuando se usa una transfusión, esto es básicamente un transplante de órganos –como este mismo folleto reconoce-. Una transfusión no alimenta al cuerpo.
UNGIDO: Y ¿Qué es lo que transporta la sangre?
YO: Oxígeno, hormonas, y otros elementos que soportan las funciones del cuerpo.
UNGIDO: Los órganos del cuerpo absorben todos esos nutrientes, así que podemos decir que el cuerpo sí se alimenta de la sangre.
YO: No es así. La sangre es el órgano que transporta los nutrientes y las células del cuerpo se alimentan de ellos, no de la sangre, la cual es el vehiculo de transporte. Si el cuerpo se alimentara de la sangre misma, esto seria fatal.
UNGIDO: Pero el cuerpo se alimenta de ella.
YO: Mmm… No es así. Sino podríamos decir que nos comemos el camión que trae el alimento, cuando en realidad solo nos alimentamos del contenido del camión.
UNGIDO: Ok. En cualquier caso, también tenemos el ejemplo del alcohol, que si el doctor nos dice que nos abstengamos de alcohol, ¿lo meteríamos en las venas? Lo mismo con la sangre.
YO: Esa es una falsa analogía. El alcohol y la sangre son dos cosas de naturaleza distinta y que se comportan muy distinto uno del otro al entrar al cuerpo por las venas.
UNGIDO: Ok. Te hago una pregunta a ti, cuándo Dios hizo esta ley de la sangre en el pasado, ¿estaban los israelitas pensando en las transfusiones?
YO: Claro que no.
UNGIDO: Exacto.
YO: A pesar de que la sangre también ha sido usada con propósitos médicos desde tiempos antiguos. Pero ojo, siempre bebiéndola o comiéndola; siempre introduciéndola por la boca.
UNGIDO: Cierto.
YO: También en cuanto a esto otro tengo una duda: este párrafo en el folleto reconoce que la sangre es un órgano y que transfundirla sería un mero transplante de órgano.
UNGIDO: Si.
YO: Entiendo que ustedes aceptan transplantes de órganos.
UNGIDO: Mmm… Algunos pudieran aceptar un transplante.
YO: Y en ese caso, tal persona, ¿estaría pecando contra Dios o no?
UNGIDO: No. Te doy un ejemplo. Cuando compras carne en un supermercado, ¿está esa carne completamente libre de la más mínima gota de sangre?
YO: No aún.
UNGIDO: Por eso no hay que caer en tecnicismos en este asunto.
YO: ¿Nunca ha oído del Kashrut judío y como sacan la sangre de la carne antes de comerla? Ellos realmente respetan la ley de Dios respecto a la sangre. Pero a ustedes realmente no les importa que algo de ella llegue a su boca.
UNGIDO: Solo queremos mostrar respeto por Su ley. ¿Cómo reconciliarías la ley de abstenerse de sangre y el uso de sangre humana por las venas? Es difícil hacer que ambas cosas estén en consonancia.
YO: ¿Cómo ustedes reconcilian la técnica de aspiración de sangre que sale de una herida para meterla en el cuerpo –cosa que ustedes aceptan- y el mandato divino que cuando sangre sale del cuerpo debe ser derramada como agua y no usarla?
UNGIDO: Bueno, algunos podrían pensar que “realmente esa sangre no ha salido del cuerpo y no veo nada de malo con tener una extensión de mi cuerpo usando una aspiradora u otro método de succionar y recuperar la sangre que ha salido”. Otros testigos quizás no acepten eso y desde luego no hacemos un problema de cosas así. Pero de nuevo, no deberíamos caer en tecnicismos. Hay áreas grises donde Jehová nos permite el uso de la conciencia individual.
YO: Si Jehová Dios permite que las personas usen su conciencia en estas “áreas grises”, es porque en realidad El las acepta como correctas. De otra forma, simplemente diría que esta prohibido y no cabría el uso de la conciencia individual.
UNGIDO: Si. Pero algunas personas podrían tener conciencias muy restrictivas. Veamos Romanos 14:1-4.
YO: Que bien. Este texto me gusta mucho pues me protege de individuos que quieren dárselas de jueces y condenar mis actos o decisiones.
UNGIDO: Así es. Pero no se debe usar la escritura para excusar todo lo que quieras hacer.
YO: Aun así es Dios quien juzga, no otro humano sin importar quien sea.
UNGIDO: Claro. En nuestra organización, hay hermanos que tienen autoridad para asegurarse de que la congregación se mantenga limpia y para tomar decisiones sobre ella.
YO: Ok. Esa autoridad ¿interfiere con el libre albedrío individual?
UNGIDO: No. No interfiere con eso, pero puede castigar el mal uso del libre albedrío.
YO: ¿Concuerdan conmigo en que esa autoridad es por lo general mal usada para imponer autoridad autoproclamada sin derecho alguno y así abusar de otros?
UNGIDO: Desde luego y en ese caso, ellos tendrán que responder a Dios por el mal uso de tal autoridad.
YO: Claro, asumiendo de que tal autoridad fuera real.
UNGIDO: Si. (Este si fue con un tono de voz algo extraño, como molesto/aburrido)
YO: Volviendo al tema de la sangre, me parece claro que si Dios permite el uso de la conciencia individual en algún asunto –como en los transplantes y fracciones-, es porque el considera que es correcto –que no es pecado- sea lo que sea que tal individuo decida.
UNGIDO: Déjame darte un ejemplo pues parece que tu conoces bien la ley de Moisés. La ley también mandaba a dejar parte de la cosecha para que los pobres consiguieran algo de alimento, pero no especificaba cuanta porción del campo había que dejar sin cosechar. ¿Por qué no lo especificaba?
YO: Porque iba a depender de las circunstancias personales/familiares del dueño del campo y de cuanto quería compartir con otros. Lo importante era que dejara algo, pero la cantidad quedaba a su criterio y fuera lo que fuera, Dios lo aprobaría. Ahora, desde su punto de vista, ¿cómo miraría Jehová a dos cosechadores que dejan distinta cantidad de grano para los pobres?
UNGIDO: Claramente Dios miraría con mejores ojos a quien dejara más. Desde luego, es Jehová quien podría determinar el grado de aprecio de cada dueño de campo.
YO: ¿Por qué Dios miraría con “ojos menos favorables” a quien usó una libertad dentro de los márgenes que Él mismo le dio?
UNGIDO: Lo podemos ver en las palabras de Jesús en Mateo 23:23, 24 donde él dejó claro el espíritu de la Ley.
YO: Eso se podría comparar al hecho de que alguien que no esté vestido de cierta forma no podría pararse adelante en su iglesia y pronunciar un discurso que anime y enseñe, simplemente por un insignificante detalle.
ANCIANO: Esa es la manera como Jehová nos ha mandado a estar cuando predicamos.
YO: Bueno.
UNGIDO: En resumen, los testigos creemos que no debemos usar transfusiones de sangre, pero la Biblia no dice nada en cuanto a las fracciones ni a los transplantes.
YO: Tu (UNGIDO) no aceptas ninguna fracción, ¿No podrías usar tu conciencia y el espacio que Dios te da para tratar de mostrar aprecio, prolongar tu vida mediante el uso de esas fracciones?
UNGIDO: No acepto fracciones no porque simplemente quiera morir, pero para alcanzar mi meta, llamado y premio en los cielos, debo morir.
YO: Ya veo. Tengo un montón de otras preguntas en cuanto a esto también, pero serán en otra de sus visitas. (Nos reímos) Entonces, con la decisión de no aceptar ninguna fracción ni nada, se esta exponiendo mucho más a la muerte que otros y así acelerando de alguna forma su llegada al cielo.
UNGIDO: (Se ríe)
YO: Bueno, entonces basado en lo que me acaban de decir y en la analogía que me han dado de la Ley en cuanto a las cosechas… si tu (UNGIDO) no aceptas ninguna fracción y el ANCIANO aquí presente acepta en buena conciencia algunas de ellas, eso quiere decir que Jehová Dios te mira con mejores ojos a ti que a él.
UNGIDO: Mmm… no creo que eso se puede responder con un si o un no.
YO: Pero si eso me lo respondieron cabalmente en cuanto a los dueños de los campos y en cuanto a la cantidad de cosecha que cada uno deja para otros. ¿Aún así no pueden usar la misma determinación para esta situación con la sangre?
UNGIDO: Bueno, creo que Jehová ama el libre albedrío tanto, que permite a las persona para que tomen decisiones en estas áreas grises. Uf, ¡que horas es! Ya tenemos que irnos.
YO: ¡Oh, no, no, no! No se pueden ir; tengo mas preguntas. Imagínense que Jesús hubiera dicho lo mismo cuando vinieron las muchedumbres a oírle. (Nos reímos) Tengo dos preguntas antes que se vayan.
UNGIDO: A ver, ¿cuales son?
YO: 1) Digamos que un testigo, en buena conciencia, decide que puede usar fracciones de sangre en su tarjeta personal. Esas fracciones solo pueden ser sacadas de sangre que alguien haya donado previamente. ¿Por qué ustedes tienen prohibido donar sangre y así permitir que otro testigo se beneficie de tales fracciones? Si consideran el donar sangre como un pecado, entonces se están aprovechando del pecado de los demás que sí donan.
UNGIDO: Buena pregunta.
YO: 2) Ustedes no aceptan sangre completa ni sus elementos principales como los glóbulos blancos. Por otro lado, pueden aceptar transplantes de órganos; entonces, ¿cómo pueden rechazar transfusión directa de glóbulos blancos pero a la vez aceptar los glóbulos blancos que vienen con un órgano transplantado?
UNGIDO: Ok, en las próximas semanas podemos conversar sobre estas preguntas. Muy buenas.

Puntos Principales de un Intento de Lavado de Cerebro con Verdades Temporales y Adoctrinamiento Pernicioso – Estudiando con los Testigos de Jehová – 21/11/2009

En esta ocasión les pedí que me explicaran el tema de la sangre y por qué los Testigos de Jehová no aceptan transfusiones de ella. Estas son las partes de la conversación que resultaron ser las más interesantes:

ANCIANO: Para Jehová Dios, la sangre representa la vida de una persona o animal.
YO: Ok.
ANCIANO: Y dijo a Noé que no comieran carne con la sangre.
YO: Los judíos respetan y obedecen esa ley bastante bien. Ellos preparan la carne que van a comer de una forma especial.
ANCIANO: Ok. La ley de Dios dice que toda sangre que sale del cuerpo debe ser derramada sobre el suelo como agua.
YO: Algunas personas la beben o comen junto con hierbas o especias o en morcillas.
ANCIANO: Así es.
YO: ¿Cree que uno sea capaz de sacar toda la sangre de la carne vaya a comerse?
ANCIANO: Eso nunca es posible lograrlo.
YO: Entonces ¿ustedes podrían comerse un bistec que esté jugoso? Ese jugo es básicamente sangre que aún le queda.
ANCIANO: Si uno compra, prepara y come la carne del supermercado que viene con sangre y esa se ve jugosa, entonces uno no es responsable ante Dios porque no fue uno quien mató al animal. Pero si uno lo hubiera matado, entonces si sería responsable ante Dios y estaría pecando.
YO: ¿A pesar de que estuviera comiendo tal sangre del pedazo de carne en su plato?
ANCIANO: Así es. Jehová no lo consideraría a uno culpable pues no fue quien mató al animal.
YO: Interesante. Entonces ustedes sí pueden comer la sangre de un pedazo de carne siembre y cuando otro haya matado al animal.
ANCIANO: Quienes hayan matado al animal son los responsables ante Dios. Ahora, la ley sobre la sangre también aplica para nosotros los cristianos hoy en día.
YO: ¿Cómo conectan la ley que prohíbe el comer sangre con las transfusiones de sangre?
ANCIANO: Si un doctor te dice que no bebas alcohol, ¿te lo transfundirías en las venas?
YO: Esta analogía no es correcta. El alcohol es una sustancia muy distinta a la sangre y se comporta en las venas de una forma muy diferente.
ANCIANO: Es solo una ilustración para mostrar el punto de no usar la sangre.
SIERVO MINISTERIAL: Es solo para mostrar que tenemos que evitar ponerla en nuestro cuerpo y no deberíamos torcer las escrituras para salir con la nuestra. (Luego ellos niegan esta afirmación)
YO: Cuando los apóstoles dieron esta instrucción de evitar la sangre, ¿en que estaban pensando? ¿No era acaso en como la Ley aplicaba a los judíos? Eso solo incluía solo el comerla, ponerla en sus bocas y que esta viajara por el tubo digestivo.
ANCIANO: Como cristianos no deseamos morir, y cuando enfrentamos una emergencia médica en la cual el doctor nos dice que necesitamos una transfusión de sangre para sobrevivir, entonces nos negamos rotundamente a ella y simplemente buscamos otros tratamientos alternativos sin sangre.
YO: ¡Que suerte para nosotros que estamos en un país desarrollado! Pero ¿Qué hay del testigo que vive en países sin el desarrollo que tenemos aquí? ¿Debería preferir morir?
ANCIANO: En ese caso, no solo debería preferir morir antes de fallarle a Jehová sino que debería querer hacerlo.
YO: Eso suena radical.
ANCIANO: Es mejor morir obedeciendo a Dios que pecar para conservar la vida.
YO: ¿Ustedes no valoran la vida?
ANCIANO: Claro que si lo hacemos, es un regalo de Jehová Dios.
YO: ¡Claro que es un regalo de Dios! ¿Recuerdan la enseñanza de Jesús sobre el valorar la vida? Él dijo que en caso de que caiga un animal a un hoyo ¿Era permisible violar la ley del Sábado para salvar una vida? ¿Y que hay cuando curó la mano de un hombre en Sábado?
ANCIANO: Eso, (Piensa un momento) eso era la Ley del Sábado. Y claro, no tenía sentido que si un animal caía en un hoyo durante el Sábado, que este fuera rescatado sino hasta el día siguiente. Había que cuidar la vida de tal animal.
YO: Justamente lo que estoy diciendo. En el caso de salvar una vida, la ley del Sábado no causaría restricción en nada y no habría problemas en violar tal ley. Y eso que era un simple animal, con mucha más razón una vida humana.
ANCIANO: Así es, pero hay que tener en mente que tal era una ley judía y Jesús vino a cumplir tal ley.
YO: Pero la doctrina de no usar transfusiones de sangre que ustedes siguen, es una aplicación personal de ustedes a una ley judía también.
ANCIANO: Realmente es una ley de Jehová.
YO: La ley judía, era la ley de Jehová.
ANCIANO: Si, pero esta aplicaba a hacer trabajo. Cuando Jesús vino esa ley se acabó.
YO: El punto aquí no tiene nada que ver con eso. El punto primordial es: Dios permitió que salvar una vida puede ser a cambio de violar una de Sus propias leyes. ¿Por qué ustedes dicen que eso no aplica a las transfusiones?
ANCIANO: Porque la ley del Sábado es distinta a la ley de la sangre. Esta última tiene que ver con la vida misma del individuo.
YO: La ley del Sábado tiene que ver con la vida espiritual del individuo. ¿Acaso lo espiritual no es más importante que lo físico?
ANCIANO: Claro que si pero son distintas leyes, con diferentes propósitos. La ley de la sangre sigue hasta ahora.
YO: Repito que ese no es el punto aquí, sino que, hasta qué grado una ley destruye una vida o permite que esta sea protegida.
ANCIANO: Ok. De todas formas, la ley de la sangre nos dice que nos abstengamos de ella.
YO: Que nos abstengamos de comerla.
ANCIANO: Introducirla por las venas es la misma cosa.
YO: No es lo mismo. La transfusión de sangre no es más que un transplante de órgano.
ANCIANO: Cuando una persona necesita ser alimentada y no puede hacerlo por la boca, ¿por dónde lo hacen los doctores en el hospital?
YO: El suero usado para la nutrición del cuerpo es algo muy distinto a la sangre.
ANCIANO: Es la misma cosa.
YO: Si usted dice que es la misma cosa, entonces ¿Por qué en casos de leucemia, hemofilia u otra enfermedad de la sangre, esta no es reemplazada por tal suero?
ANCIANO: Como testigos de Jehová solo nos interesamos en la ley de Dios.
YO: Claro. Ya lo veo.
ANCIANO: Dime tú ¿Por qué crees que son usadas las transfusiones de sangre?
YO: Por varias razones. Algunas de ellas son: la persona tiene problemas para transportar oxígeno y otros nutrientes a las células del cuerpo, para mantener cierto grado de presión sanguínea o porque hay deficiencia de algún elemento de la sangre y necesita tener una cantidad normal en ella. Estas y otras razones pueden estar interrelacionadas según cada caso.
ANCIANO: Ok. De todas formas, según la ley de Dios, la sangre no puede ser usada, punto.
YO: Pero siempre comiéndola; como alimento.
ANCIANO: Y cuando se transfunde, es para alimentar el cuerpo.
YO: No lo es. La sangre es simplemente el vehículo que transporta el alimento, pero no es el alimento en sí mismo.
ANCIANO: Ok. Pero permite que el cuerpo se alimente.
YO: Si reconoce eso, entonces obviamente también reconoce que una transfusión no es lo mismo que alimentar al cuerpo sino que esta sangre se usa solo para que ésta transporte el alimento en el cuerpo.
ANCIANO: Ok. Ahora, cuando los doctores alimentan a una persona por las venas, lo hacen de la misma manera que cuando le transfunden sangre.
YO: De la misma manera sí, pero no con el mismo propósito.
ANCIANO: Puede que no sean con el mismo propósitos, pero entonces ¿Por qué se la dan?
YO: Como un transplante de órgano. Un órgano que sin ser el alimento, simplemente mueve el alimento a través del cuerpo.
ANCIANO: Podría ser un transplante de órgano, pero va a las venas; como cuando se alimenta a un paciente.
YO: El método de inyección es el mismo, pero el propósito es distinto y el elemento es muy distinto también. No se pueden comparar.
ANCIANO: La ley es muy clara, no hay que meter sangre en el cuerpo.
YO: Pero comiéndola.
ANCIANO: Tú tienes que obedecer a Jehová Dios y si no le obedeces puede que no recibas la vida eterna. Ese es el punto. (Con tono dogmático)
SIERVO MINISTERIAL: Además, hay muchas otras opciones en vez de usar sangre. Tú no sabes que puede contener la sangre de otra persona; aunque la purifiquen. Las transfusiones de sangre pueden tener muchas complicaciones.
YO: Claro, como cualquier otro tratamiento.
SIERVO MINISTERIAL: Exactamente. Cuando un testigo no acepta una transfusión otros dicen: “Están locos, quieren morir”. Pero si mueres, lo estarás haciendo por una causa; por la causa de Cristo.
YO: El mismo que dijo que una ley tan seria como la del Sábado se podía violar para salvar una vida.
SIERVO MINISTERIAL: (Ignorando mi comentario) Otros verán que si la persona muere, lo estará haciendo porque obedece la ley de Dios. Además, este sistema se está yendo; pronto se habrá acabado y en el nuevo mundo muchos serán resucitados. Ahora ¿Qué tiene mas sentido, desobedecer la ley de Dios y morir en el Armagedón o morir ahora siendo obediente y resucitar en el nuevo mundo? ¿Ves?
YO: ¿Ustedes no valoran el regalo que Dios les ha dado, la vida que ahora mismo están teniendo y viviendo?
ANCIANO: (Ignorando mi pregunta) Esa es tu opción, ¿Qué vas a hacer? Si quieres violar la ley de Dios y tener una transfusión de sangre, es tu opción.
YO: La ley de Dios tiene que ver con el hecho de comer o introducir la sangre por la boca como alimento. Cosa que no tiene nada que ver con las transfusiones por las venas.
ANCIANO: Sí tiene que ver.
YO: Para nada.
ANCIANO: Sí tiene que ver.
YO: Para nada. Médicamente, una transfusión no es comer sangre. Es un transplante de órgano.
ANCIANO: La sangre entra al cuerpo. (Casi gritando)
YO: Estoy a un metro de ustedes y no soy sordo. No vuelvan a gritar aquí por favor.
ANCIANO: Disculpa.
YO: Sea que entre en el cuerpo, eso no quiere decir que se esté comiendo. ¿Acaso una prótesis insertada en el cuerpo es comer tal prótesis y nutrirse de ella?
ANCIANO: (Ignorando mi pregunta) Si la sangre entra al cuerpo, esta condenada por la ley de Dios. Cuando esta entra al cuerpo, esta dando la energía al cuerpo.
YO: Falso. Primero, porque la sangre no transporta energía y segundo porque esta simplemente transporta los elementos para que la energía sea producida en cada una de las células en el cuerpo.
ANCIANO: Como sea, (Ver Nota 1) uno tiene que mostrar el respeto por la sangre en la cual esta la vida que Jehová Dios nos ha dado.
YO: O sea, los Testigos de Jehová respetan la vida, poniéndola en riesgo para respetar la sangre, la cual es la vida. No entiendo.
ANCIANO: Si uno desobedece el mandato de Jehová, va a ser castigado. Si uno acepta una transfusión de sangre, tendrá que responder a Jehová y ser castigado. (Cono tono categórico)
YO: Ok. Ya veo.
SIERVO MINISTERIAL: Recuerda también que uno no sabe qué enfermedad puede estar en la sangre de alguien.
YO: El que la sangre esté o no limpia, no tiene nada que ver con el mandato de Dios según su propia doctrina.
ANCIANO: Si tiene que ver.
YO: ¿Y si usaran su propia sangre? O sea, se la sacan, la guardan y luego se la ponen de nuevo.
ANCIANO: Tampoco se puede.
YO: Entonces no es un asunto que tenga que ver con la limpieza de la sangre.
ANCIANO: Además, tu propia sangre puede ser erróneamente mezclada con sangre de otra persona que quizás no sabes qué enfermedad esta otra pueda tener. Por ejemplo, sida o adicciones a las drogas, al tabaco o al alcohol, todas estas cosas están en la sangre. De estas cosas Jehová nos quiere proteger. Por eso el texto finaliza con la frase: “Buena salud a ustedes”.
YO: Esa frase “Buena salud a ustedes” es meramente una forma de saludo o despedida típico en el medio oriente, no tiene nada que ver con la prohibición de comer sangre o los riesgos que se evitan al no comerla.
ANCIANO: Como sea, pero el evitar la sangre también nos evita de todas esas enfermedades.
YO: Entiendo que pueda estar el VIH en la sangre almacenada, pero ¿Cómo es eso de que las adicciones pueden ser transmitidas también en una transfusión? ¿También uno puede hacerse adicto al recibir la sangre de un adicto?
ANCIANO: Así es. Todo eso esta en la sangre.
YO: Las adicciones son hábitos aprendidos, condiciones psicológicas del adicto. No tienen nada que ver con la sangre.
SIERVO MINISTERIAL: Por ejemplo, cuando un alcohólico bebe, ese alcohol está en la sangre y esta puede alcoholizar al receptor de tal sangre.
YO: No creo que dejen donar sangre a un alcohólico o borracho. (Nos reímos) Y además, el cuerpo diluye el alcohol a través del hígado en pocas horas luego de consumirlo.
SIERVO MINISTERIAL: Pero siempre hay pequeños residuos de tal en la sangre.
YO: ¿Ustedes me están bromeando no? Jamás había oído ni leído tal cosa; de que las adicciones son transmitidas por la sangre.
ANCIANO: Si luego de recibir una transfusión comienzas a sentir un deseo de querer fumar, ¿de donde crees que vino esa adicción?
YO: (Me río) ¡Woo! Increíble lo que estoy oyendo. (No entendieron lo irónico de mi comentario)
ANCIANO: Por eso es que Jehová dice que no debemos aceptar transfusiones de sangre ni tampoco darla a otros.
YO: Hoy en día es algo raro que se transfunda la sangre completa. Casi siempre son solo algunos elementos de ella los que se transfunden. ¿Ustedes aceptan tales componentes?
ANCIANO: Si. Cada individuo debe decidir si acepta o no tales componentes de la sangre. Tenemos que darte más información al respecto. (Me dieron el folleto de la Sangre)
YO: ¿Puede ser aceptable que se usen los componentes de la sangre, aunque no la sangre completa?
ANCIANO: Si es aceptable o no lo decide Jehová Dios. No nosotros.
YO: No entiendo algo ahí. Por ejemplo, digamos que es ilegal introducir un automóvil a cierto país. ¿Sería correcto ingresar al país todas las partes del mismo por separado y luego rearmarlo? ¿Me entienden la pregunta? (No usé el ejemplo del sándwich pues es fácil de encontrar en Internet)
ANCIANO: Entiendo tu punto, pero estas hablando sobre un auto y aquí estamos hablando sobre la vida humana.
YO: Es la misma situación; porque según lo que me quieres explicar, ustedes tienen prohibido usar algo completo, pero esta bien si usan sus partes por separado.
ANCIANO: Ok. Pero ahora, ¿A quien vas a obedecer? ¿Vas a obedecer a tus propios pensamientos o a los de Jehová?
YO: Ustedes me dijeron que no se deberían torcer las escrituras para ganancia personal y es claro que el no usar la sangre completa pero sí usar sus elementos por separado sería el torcer la ley; así como el ingresar un auto por partes sería torcer la ley de aduana de un país que prohíba la importación de un auto completo.
ANCIANO: No. No hemos dicho eso.
SIERVO MINISTERIAL: No.
YO: Sí me lo dijeron antes, pero bueno, creo que sería más consecuente de su parte si ni siquiera usaran los componentes o fracciones de la sangre. Así realmente estarían absteniéndose de ella.
ANCIANO: Bueno, la Biblia no dice eso claramente.
SIERVO MINISTERIAL: Nosotros tratamos de obedecer el abstenernos de sangre y sí entiendo tu punto.
ANCIANO: Siempre es mucho mejor morir con una buena conciencia que con una conciencia culpable.
YO: Luego de muerto no se tiene conciencia y además todos los pecados son perdonados ¿no?
ANCIANO: Si Dios te tiene misericordia. Pero si pecas, aunque no mueras inmediatamente morirás después.
YO: Y si se peca, ¿acaso no tenemos el sacrificio de Cristo por nuestros pecados?
ANCIANO: Claro que lo tenemos. Pero la Biblia dice claramente: “Tienes que abstenerte de sangre”.
YO: Ok. ¿Pueden ustedes dializarse? Ustedes me dijeron que no se puede usar la sangre propia en una transfusión y esta máquina transfunde su propia sangre en las venas.
ANCIANO: Puede que algunos se hagan ese tratamiento. No lo sé realmente. Pero la próxima vez vamos a analizar el uso correcto de la sangre.
YO: Antes que se vayan, ¿Podría un Testigo de Jehová en buena conciencia decir: “Este mandato de la sangre solo aplica a comerla y no a transfusiones”?
ANCIANO: Si. Puede haber.
YO: Y ¿estaría bien eso?
ANCIANO: No. No.
YO: ¿Y que le ocurriría al testigo que pensara así?
ANCIANO: Eso depende de Jehová porque tal cosa es entre tal persona y Dios. Tal persona tendrá que responder a Dios, a nadie más.
YO: ¿Nadie puede juzgar su decisión respecto a la sangre entonces?
ANCIANO: Jehová le juzgará. (Muestra clásica de esconder lo que realmente le pasaría)

Nota 1: La sociedad watchtower tampoco puede sostener lógica y médicamente que el comer sangre es lo mismo que una transfusión. En este artículo, se demuestra claramente su mandato dogmático con un tono completamente autoritario e irracional, donde ataca a las personas que cuestionan en vez de al problema en sí mismo:

*** w86 15/3 pág. 18 párr. 11 ¡No dejen lugar para el Diablo! ***
Veamos otro ejemplo. Tal vez usted haya oído a alguien preguntar si la prohibición bíblica en cuanto a comer sangre aplica verdaderamente a las transfusiones. ¿Qué idea subyace tras esa pregunta? ¿Acaso es el miedo? ¿Miedo a posiblemente perder su vida o la vida de un ser amado? ¿Se estará desvaneciendo la esperanza en la resurrección? Los cristianos fieles no transigen respecto a la ley de Dios ni buscan medios de suavizarla. Abstenerse de usar sangre para alimentar el cuerpo es tan esencial como abstenerse de la fornicación y la idolatría, pues estas tres cosas quedaron recogidas en el mismo decreto de los apóstoles y hombres de mayor edad reunidos en Jerusalén y que se dio bajo la dirección del espíritu santo. (Hechos 15:19, 20, 28, 29.)