Category Archives: Comité Judicial

Cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová: ¡No más de tus abusivos e ilegales comités judiciales!

En la última revista La Atalaya del 15 de Octubre de 2012, aparecen dentro del tema de estudio “¿Qué clase de espíritu manifiesta usted?” unos puntos importantes de resaltar relativo a la autoridad que los ancianos poseen y como esta autoridad debe ser respetada ciegamente por los hermanos en las congregaciones.

La Página 13, párrafo 7 indica:

Image

Es la primera vez que he leído en una publicación que se mencione formal y directamente el que los hermanos estén rechazando el asistir a los comités judiciales. Esto debe ser una situación bastante generalizada a nivel mundial y estoy seguro de que toda la campaña que los blogueros hemos estado haciendo en cuanto a mostrar la falacia de la supuesta autoridad del cuerpo gobernante y sus ancianos, ha tenido que ver al respecto.

Aunque el artículo reconoce que los ancianos no son perfectos, aun así, este impone la premisa de que los ancianos actúan de la manera como debieran, del que son utilizados siempre por Jesús/Jehová y que se les debe obediencia incuestionable. Es interesante notar que cada texto usado que habla sobre la obediencia a los ancianos, siempre menciona como condición de que estos estén actuando en base a los principios divinos, y solo dentro de esta condición, estos merecen el respeto y atención a su supuesta ayuda. El artículo simplemente pasa por alto esta implícita condición estipulando y demandando una obediencia ciega a ellos.

Hay otros puntos falaces en este párrafo que quiero comentar:

1)      Si algún anciano causa un daño o comete una injusticia para contra un indefenso siervo de Dios, ¿Por qué no se debería exigir justicia? ¿Acaso Jehová “adopta el espíritu del mundo” cuando exige justicia o trae venganza a favor de sus victimizados siervos? ¿Qué porcentaje de los ancianos debieran ser removidos, expulsados o hasta encarcelados si esta justicia realmente se aplicara?

2)      ¿Qué errores son de “relativamente poca importancia”? ¿Es abusar –sea con palabras o actos- a de alguien algo de “relativamente poca importancia”? ¿Es involucrar a hermanos en negocios ilegales algo de “relativamente poca importancia”? ¿Es marginar socialmente a ciertos hermanos basándose en su nivel socio-cultural o socio-económico algo de “relativamente poca importancia”? ¿Es el abuso de menores algo de “relativamente poca importancia”? ¿Son las preguntas sexualmente explícitas e inquisidoras durante los comités judiciales algo de “relativamente poca importancia”? ¿Son los comentarios acusatorios desde la plataforma algo de “relativamente poca importancia”? ¿Son los comentarios críticos de los ancianos contra preferencias personales de los hermanos algo de “relativamente poca importancia”? ¿Son el pánico que los ancianos causan en los hermanos más débiles emocionalmente algo de “relativamente poca importancia”? ¿Es la intromisión de los ancianos en asuntos privados de las parejas algo de “relativamente poca importancia”?

3)      ¿Cómo saber si Dios esta “pasando por alto” ciertos errores de los ancianos? El que el anciano siga en su puesto al dado momento no es prueba de que Dios “pase por alto” sus faltas. En una organización tan corrupta como la Watchtower, individuos con algún grado de poder son mantenidos y protegidos en sus puestos de autoridad con motivos de mantener un grado de cohesión y control piramidal en el grupo.

4)      El párrafo pone a los ancianos al mismo nivel que un doctor, pero, ¿Están los ancianos realmente capacitados para atender problemas médicos, psicológicos, sociales –familiares o personales- de los hermanos, o incluso espirituales, cuando el mismo cuerpo gobernante les prohíbe dedicar tiempo a preparare académicamente para poder tratar correctamente a las personas con estas disfunciones?

En la página 14, párrafo 8, se menciona:

Image

5)      ¿Cómo saber cuándo y cómo Jesús se encargará de corregir a los ancianos que han causado daño? Muy pocas veces o mas bien casi nunca, se ve que un anciano o grupo de ancianos abusivos es corregido; ellos nunca piden perdón públicamente; nunca reconocen públicamente que han cometido un error; si han causado alguna clase de pérdida –sea material, de dignidad o reputación- a algún hermano o hermana, jamás se hace un esfuerzo por recuperarla y devolvérsela a la víctima. La “remoción” del anciano –si es que ocurre- no compensa de ninguna manera la angustia emocional causada a la víctima durante el periodo de tiempo que ésta estuvo bajo la humillación de tal individuo o de tal cuerpo de individuos. En la mayoría de los casos, cualquier supuesta corrección a algún anciano se hace a puerta cerrada, lejos de que los hermanos se enteren de ella. Cuando y si es que supuestamente ocurre.

Finalmente, la página 16, párrafo 13, nos dice:

 Image

6)      En muy pocas ocasiones, los problemas reportados a los ancianos o a los superintendentes de circuito, son atendidos con el “esmero” que aquí se garantiza. Por lo general, los siervos de circuito no escalan los problemas a la sucursal, o ni siquiera lo incluyen dentro de su reporte. La burocracia en la teocracia de los Testigos de Jehová es realmente enorme e increíble. Cuando a los hermanos se les dice que “deben esperar en Jehová”, se les esta diciendo que básicamente no se esta haciendo nada al respecto y se simplemente debe olvidar el abuso y no causar problemas.

Finalmente, si usted es alguna vez citado a reunirse con un comité de ancianos, recuerde que ellos por lo general son: ignorantes de cómo tratar y realmente ayudar a otros, abusadores, sinvergüenzas, burócratas, mentirosos, que usan artículos de las publicaciones para manipular y obligar emocionalmente a los hermanos a obedecerles ciegamente, ladrones, criticones, encubridores, abusadores de menores, chismosos, acusadores, iletrados, etc., así que lo mejor que puede hacer fue dibujado por el mismo cuerpo gobernante en la página 14 de su revista:

 Image

Lectores, ¡evitemos a toda costa el someternos a estos ilegales y abusivos comités judiciales! ¡No asista nunca a ninguno de ellos! Ni el cuerpo gobernante ni los ancianos tienen derecho alguno a cuestionar y a barrer con nuestra dignidad y derechos fundamentales como seres humanos. Ni siquiera los inicuos mundanos tratan a estos derechos fundamentales con tanta falta de respeto como lo hace la Watchtower y sus impresentables ancianos. Ellos realmente no buscan ayudar a nadie –simplemente no pueden, no quieren y no tienen las herramientas para hacerlo-, así que el cuerpo gobernante mediante sus reuniones de entrenamiento, cartas de procedimientos y libros secretos, solo intentan proteger la ya conocida pésima reputación que la religión del cuerpo gobernante tiene a nivel mundial.

¡No más sometimiento a los inicuos, ilegales e inhumanos comités judiciales!

Advertisements

El abusivo paralelo en los Testigos de Jehová

Referente al grave problema del abuso de menores, los procedimientos judiciales que ha impuesto el cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová sobre sus miembros y respectivas familias son tan similares o quizás peores que los mismos abusadores y psicópatas.

Para ilustrarlo, pensemos en los comités judiciales y en como éstos son aplicados sobre la congregación y comparémoslos con la forma como el abuso de menores es ejercitado por estos delincuentes.

Abuso de Menores

Comité Judicial de los Testigos de Jehová

El abusador de menores, –generalmente un hombre-, es a menudo alguien conocido por la víctima: padre, pariente que goza de una confianza y autoridad debido a su rol en la familia.

Los ancianos, -que siempre son varones-, gozan de una confianza y autoridad automática debido al rol que el cuerpo gobernante les ha dado en la congregación.

Con su sola presencia, el abusador atemoriza a su víctima con el fin de que coopere y haga todo lo que se le pida.

Por lo menos 3 ancianos se sientan en frente de una sola persona a la cual se le pide completa cooperación. La persona teme disciplina.

El abusador le indica a la víctima de que él tiene la autoridad para hacerle cosas que puedan dañarle, pero que a pesar del posible dolor, la víctima debe convencerse de que no es nada malo, de que debe apreciarlo o hasta incluso disfrutarlo.

Los ancianos le recuerdan a la persona durante la sesión de que Jehová Dios les ha dado la completa autoridad para juzgarla y que a pesar de que la disciplina pueda parecer “gravosa”, esta debería agradecerse y apreciarse.

El abusador amenaza a la víctima para que mantenga lo ocurrido en el más estricto secreto y no le cuente lo ocurrido a nadie.

Los ancianos le dicen e imponen repetidamente a la persona bajo comité de que no debe divulgar ni decir nada a nadie de lo tratado.

Los abusadores atemorizan y silencian a sus víctimas con amenazas tales como: le va a causar sufrimiento a su familia o ellos se van a enojar con la víctima, que será alejada o abandonada por quienes ama, o hasta que la víctima o alguien de su familia puede perder la vida o ser muerta por el perpetrador del abuso.

Los ancianos dejan muy en claro que si la persona no coopera con el comité, entonces será expulsada. (El cuerpo gobernante impone una expulsión que causa sufrimiento, enojo, abandono y alejamiento por parte de la familia aún testigo. El cuerpo gobernante cataloga a un expulsado como una persona que esta muerta a los ojos de Dios.)

El abusador desmoraliza a su víctima mediante hacerla sentir avergonzada o convenciéndola de que es culpable del abuso ocurrido diciéndole: “Es tu culpa por ser una perra”, “No sirves para nada” o “No eres capaz de hacer nada bien”.

Los ancianos hacen alusión de las posibles debilidades de la persona diciendo: “No eres suficientemente espiritual”, “No aplicas los principios bíblicos lo suficiente” o “No cumples bien con tu ministerio”.

El abusador por lo general niega que haya hecho malo o nunca asume la culpa que tiene debido a su acto abusivo y las consecuencias emocionales que este produce en la víctima.

Los ancianos no asumen responsabilidad personal por el dolor emocional que un comité causa. Ellos se excusan diciendo que solo siguen las directrices judiciales de la organización.

El abusador demanda, espera o asume que la víctima solo “perdone y olvide”.

Los ancianos aconsejan que frente a cualquier error cometido, la persona –bajo oración-, solo “perdone y olvide”.

Los Siervos Ministeriales ya no participarán en comités judiciales

Los Siervos Ministeriales, diáconos, “ayudantes de los ancianos”, “aspirantes a ancianos”, son una fauna, una clasificación particular, dentro de la “pirámide teocrática” de la sociedad watchtower.

No tienen mucho poder de decisión sobre otros. Son –a mi parecer-, los polluelos de aves que se pelean entre sí el alimento en calidad de vómito que trae la mamá cuando regresa al nido.

¿Cuál es el trabajo de los Siervos Ministeriales? Cooperar con los ancianos en toda clase de labores que no incluyan la enseñanza en la congregación.
¿Cuál es la primera obligación del Siervo Ministerial? Obedecer a los ancianos en todo.

Recuerdo muchas reuniones de adoctrinamiento donde los ancianos indicaban repetidamente a los siervos ministeriales a cooperar estrechamente, aceptar guía y a obedecer sin dilación cualquier orden o instrucción dada. En una ocasión muy memorable se les dijo: “Su obediencia debe ser tal a los ancianos, que si ellos decidieran pintar el salón del reino de color negro, ustedes debieran competir para ir a comprar la pintura”. Algunos nos quedamos pasmados al ver como la mayoría de ellos asentían con sus cabezas.

¿Por qué esa clase de sumisión a hombres? Me pongo este ejemplo: cuando uno esta escalando una pared o montana, la vista esta siempre situada hacia la cima. El mirar hacia atrás, o hacia abajo, podría causar mareo o miedo.

El siervo ministerial esta en pleno proceso de asenso. Nunca vi un siervo ministerial que quisiera quedarse siendo tal, a no ser que fuera muy viejito. Su meta es ser anciano. Algunos se empujaron a sí mismos y a otros los empujaron en este escalamiento, pero están en el, y por lo general, no pueden para a mitad de camino; eso seria irreversiblemente bochornoso.

Ellos se tiran a este proceso de asenso por varias razones. Quizás las más comunes son estas: 1) el cuerpo gobernante le ha hecho creer que como hombre, su servicio a Dios no es válido o no es de calidad si no desea alcanzar estas metas, 2) el mismo llega a convencerse de que con privilegios pueden hacer más por los demás y 3) la presión. Esta última razón es una muy fuerte, sobre todo para los que están casados con mujeres testigos o viven con sus padres testigos. Creo que la mayoría de las mujeres testigos sueñan con ser la flamante esposa de un anciano o superintendente de circuito. Por su parte, los padres fomentan, desde pequeños, en sus hijos varones el deseo de a hacer mas por la organización por medio de alcanzar estas metas. Desde luego, convencidos por toda la propaganda de la watchtower al respecto.

Cuando un siervo ministerial “progresa” o, en otras palabras, ha ganado la suficiente confianza de los ancianos, ocupa un etéreo cargo llamado “Sustituto de Anciano”. El “sustituto” actúa como anciano cuando hay necesidad de ellos pero sin haber recibido el nombramiento como tal por la sucursal. Se supone que es el siguiente en la lista de nombramientos para la próxima visita del superintendente de circuito, pero he visto varios “sustitutos de anciano” que han estado ahí vegetando por años.

Una nebulosa descripción del “Sustituto de anciano” esta en el libro Ks-91s y dice: “El cuerpo de ancianos pudiera dar mayores privilegios de enseñanza a siervos ministeriales capaces que logren buen progreso y llenen los requisitos.” No esta claro a qué “requisitos” se refiere, porque ya se supone que ha llenado los requisitos para ser siervo ministerial pero que aún no llena los requisitos para ser anciano; sino ya hubiera sido nombrado.

No esta de más decir que los “sustitutos de anciano”, por lo general, se sienten muy orgullosos de su posición privilegiada dentro de su “raza” y lo hacen notar.

Debido a que tales “requisitos” no están muy definidos, es lógico que queda a discreción de los mismos ancianos locales calificar al siervo ministerial. Eso trae como resultado natural que, en ciertas congregaciones, haya siervos ministeriales “poderosos”.

Uno de los “poderes” en cuestión, es la posibilidad de participar en comités judiciales. El saber qué es lo que pasa en un comité judicial produce una fuerte y morbosa curiosidad y el que a un siervo ministerial se le use para ello, es como ser invitado a un Tour por el cielo.

Desde el 1977 se les esta usando en esa calidad:
*** km 10/77 pág. 6 párr. 37 Nuevos arreglos para la organización de congregación ***
Si una congregación está en una zona aislada y no es conveniente el que ancianos de un lugar distante se reúnan con los miembros del comité judicial de la localidad, entonces se pudiera elegir a un siervo ministerial bien capacitado para completar el comité judicial.

Desde Diciembre de 2009, se les restringe a los siervos ministeriales el acceso al “santísimo”, donde la “santísima inquisición” hace de las suyas con las pobres y desamparadas ovejitas. Se les hace descender en el escalafón de la sociedad watchtower respecto a su participación en “juzgar a sus hermanos”. Aquí la nueva instrucción completa:

PROCEDIMIENTOS-SIERVOS MINISTERIALES--26 OCTUBRE 2009-DICIEMBRE 2009 - Pag 01 PROCEDIMIENTOS-SIERVOS MINISTERIALES--26 OCTUBRE 2009-DICIEMBRE 2009 - Pag 02

¿Por qué de este cambio? ¿Será que se esta filtrando mucha información sobre lo que ocurre durante los abusivos comités judiciales? ¿Acaso ya el cuerpo gobernante no confía sus siervos ministeriales, los mismos que el nombró mediante Espíritu Santo? ¿Se les informará a los Siervos Ministeriales sobre el cambio en su participación en comités judiciales o simplemente se les comenzará a ignorar?

Las publicaciones de los Testigos de Jehová: El colmo de la hipocresía y la mentira

La ¡Despertad! de Julio de 2009 en su página 29 habla algo que no deja de asombrarme. ¿Tema? “¿Está mal cambiar de religión?”.

g0907_pag29a

¿A nadie se le puede hacer adorar a Dios de forma que le resulte inadmisible y a nadie se le debe hacer escojer entre sus creencias o la familia? ¿Pero que estos tipos no tienen verguenza en estas cosas que escriben?

Para poder entender un poco cómo es posible este grado de desfachatez por parte del cuerpo gobernante y sus redactores, hay que notar que la revista ¡Despertad! esta dirigida al público en general; lectores que básicamente no saben la clase de doctrina que se impone en las congregaciones. Asi que este artículo les sonaría muy bueno y justo lo que necesitan oir en un mundo de tanto abuso y discriminación. ¿Qué pensarían estos mismos lectores si también leyeran estos otros artículos?

Libro: “Manténganse en el amor de Dios”
AmordeDios_pag034_035a 
AmordeDios_pag034_035b AmordeDios_pag206_207a AmordeDios_pag208_209a AmordeDios_pag208_209b

*** km 2/81 pág. 8 La caja de preguntas ***
Hay reglas para el gobierno de la conducta de los miembros de “la casa de Dios” que todos deben obedecer. (1 Tim. 3:15) La acción de expulsar a un individuo realmente constituye su expulsión de la “hermandad,” y a los miembros de la congregación se les manda que “cesen de mezclarse en la compañía de cualquiera que llamándose hermano” sea pecador deliberado. (1 Cor. 5:11) Además, Pablo preguntó: “Porque ¿qué consorcio tienen la justicia y el desafuero? . . . ¿O qué porción tiene una persona creyente con un incrédulo?” (2 Cor. 6:14, 15) Así que, en vista de este consejo, no sería apropiado conducir un estudio bíblico ni asociarse con un expulsado. (Vea orS, págs. 168-171.)

*** ms pág. 49 Asociaciones ***
Ninguna asociación con los que están expulsados de la congregación

*** w81 15/11 págs. 23-24 párr. 19 Si se expulsa a un pariente… ***
Por consiguiente, los cristianos que son parientes de una persona expulsada que vive fuera del hogar de ellos deben esforzarse por evitar asociarse innecesariamente con ella, y hasta deben mantener al mínimo los tratos comerciales con ella. Se hace patente lo razonable que es este proceder cuando consideramos los informes de lo que ha ocurrido en casos en los que los parientes han adoptado el punto de vista erróneo de que: ‘Aunque está expulsado, es pariente nuestro y por eso podemos tratarlo de la misma manera que antes.’

*** w81 15/11 pág. 24 párr. 20 Si se expulsa a un pariente… ***
Pero, cuando a una persona se le expulsara, ¿habrían de seguir tratándola como de costumbre todos los parientes con tal que no consideraran asuntos bíblicos con la persona expulsada? No.

*** w81 15/11 pág. 24 párr. 21 Si se expulsa a un pariente… ***
21 Hay que ejercer gran cuidado para no pasar por alto ni minimizar la situación en que se halla alguien como pecador expulsado. Como muy bien lo demostraron los hijos de Coré, nuestra principal lealtad tiene que darse a Jehová y a su arreglo teocrático. Podemos estar seguros de que cuando sostenemos las normas de Dios y preferimos asociarnos con su pueblo organizado, más bien que con malhechores, tendremos la protección y bendición de Él.

*** w70 15/10 págs. 639-640 Preguntas de los lectores ***
Es preciso que mantengamos claramente enfocado lo siguiente: el hecho de que el expulsado no pueda disfrutar del compañerismo de sus parientes cristianos no es culpa de ellos, como si ellos lo estuvieran tratando mal. Están obrando en conformidad con principios, principios elevados, los principios de Dios. El expulsado mismo es responsable de su situación; la ha acarreado sobre sí mismo. ¡Que la carga la lleve él!
Si el pecador expulsado quiere ser restaurado al compañerismo grato con Jehová así como con los cristianos fieles, eso es posible. Escribió Isaías: “Deje el inicuo su camino, y el hombre perjudicial sus pensamientos; y vuélvase a Jehová, quien tendrá misericordia de él, y a nuestro Dios, porque él perdonará en gran manera.” (Isa. 55:7) La persona expulsada que se arrepiente puede ser perdonada y restablecida en la congregación.—2 Cor. 2:6-8.
Pero hasta que eso suceda, los cristianos fieles tienen la obligación de sostener la acción de expulsión evitando asociarse con el individuo expulsado. Si éste es un pariente que vive fuera del hogar, tratarán de no tener compañerismo alguno con él. Y si surge algún asunto de familia inevitable y absolutamente necesario, mantendrán al mínimo absoluto el trato con éste, definidamente no teniendo ningún intercambio de pensamientos sobre asuntos espirituales.

Fuera de todas las razones y aplicaciones pseudo-bíblicas que el cuerpo gobernante hace de textos mal aplicados… ¿Se le hace o no se le hace escojer al expulsado entre sus creencias y su familia?

Bélgica declara que los Testigos de Jehová son un grupo discriminatorio…

… y que viola los derechos fundamentales de los seres humanos.

Aquí algunas notas sobre el artículo y algunos textos de la sentencia

– “El Tribunal de Justicia ha declarado que [el grupo religioso] ordenó a sus seguidores discriminar a los expulsados”.

– “El Tribunal de Apelaciones cree que [el grupo religioso] diluye sus normas ante la Corte. Se desprende de los documentos presentados a petición de la Corte, que se ejerce presión moral sobre los miembros del grupo porque se aconseja eliminar los contactos de tipo espiritual – que es comprensible – pero también de las relaciones sociales y familiares que deben ser limitadas al mínimo de lo imprescindible. Principalmente, esta presión moral resultante, ocurre cuando un miembro del grupo va más allá de relacionarse lo mínimo y por hacerlo puede ser excluida”.

– “En estas condiciones, la libertad de religión en sí no puede ser respetada en la medida en que, si las presiones son demasiado fuertes, el adepto que desea salir de la comunidad se halla impedido moralmente”.

– “Además, debido a esta discriminación, incluido aquello en que afecta la familia del solicitante, viola los artículos 8 y 14 de la Convención para salvaguardar los derechos humanos y las libertades fundamentales”.

http://www.lavanguardia.es/el-lector-opina/noticias/20090326/53667041074/grupos-coercitivos.html

Se les esta acabando la fiesta de abusos a la Sociedad Watchtower. Ellos mismos se lo han buscado.

Ni después de muertos, los ex-testigos de Jehová pueden limpiar su nombre

Este es el formulario oficial para informar a las partes comprometidas -menos al acusado- de toda expulsión o desasociación de algún testigo de Jehová. Si ya ha pasado ese proceso, entonces ha de saber que su nombre se hizo famoso en la sucursal de su país y en toda congregación donde estuvo, mediante la circulación de un formulario como este -con su nombre en el-; que incluso se mantiene archivado hasta después de su muerte.

La sociedad prohíbe darle por escrito al acusado cualquier clase de documento o nota que indique su “nuevo estatus” en la congregación, pues eso puede significar problemas legales para ella. Toda comunicación entre el comité judicial y el acusado deben ser verbales. Por ende, este es otro más de los documentos secretos que se manejan a espaldas de los hermanos y a los cuales están condicionados.

Con la muerte se pagan todos los pecados -según la Biblia-, pero parece que ni siquiera muertos, los ex-testigos pueden limpiar su nombre.

Ni después de muertos, los ex-testigos de Jehová pueden limpiar su nombre

Este es el formulario oficial para informar a las partes comprometidas -menos al acusado- de toda expulsión o desasociación de algún testigo de Jehová. Si ya ha pasado ese proceso, entonces ha de saber que su nombre se hizo famoso en la sucursal de su país y en toda congregación donde estuvo, mediante la circulación de un formulario como este -con su nombre en el-; que incluso se mantiene archivado hasta después de su muerte.

La sociedad prohíbe darle por escrito al acusado cualquier clase de documento o nota que indique su “nuevo estatus” en la congregación, pues eso puede significar problemas legales para ella. Toda comunicación entre el comité judicial y el acusado deben ser verbales. Por ende, este es otro más de los documentos secretos que se manejan a espaldas de los hermanos y a los cuales están condicionados.

Con la muerte se pagan todos los pecados -según la Biblia-, pero parece que ni siquiera muertos, los ex-testigos pueden limpiar su nombre.