Dá "esperanza" por autos del año

En la página de nuestro camarada JHK, (http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/11/no-se-hacen-colectas-te-lo-cogemos-de.html), ha aparecido un asco de carta. ¿Porqué será que cada carta que leo de la sociedad watchtower me produce la misma sensación?

Leamos:

Hace poco, un lector me hizo el siguiente comentario:
Hasta donde sé y conozco, ellos no piden diezmos, ni exigen alguna cantidad específica, que yo sepa el que pueda dar una contribución la da si quiere y cuando quiera dar y si no puedes, no te obligan a dar un solo céntimo.”

No creo que haga falta mas respuesta para esto.

¿Cuánta ayuda dá la watchtower a los pobres? Ninguna, cero, nothing, nada. Cualquier ayuda debe ser provista por cada individuo a su prójimo pobre; pero no solo en efectivo, sino tambien debe darla en forma de publicaciones “salvadoras de vidas”, a saber, todo el ramillete de libros, libritos, revistas y panfletos que salen desde las imprentas en Brooklyn.
Desde luego, se esperan las “agradecidas contribuciones” de estos pobres también.

Ver: http://testigoscristianosdejehova.blogspot.com/2008/10/fraude-y-engao-religioso-en-timor.html

http://www.watchtower.org/s/20060501/article_02.htm

Nos seguimos haciendo la pregunta: ¿Quién ayudará a los pobres? Y nos respondemos ahora mismo: “¡La sociedad watchtower JAMAS los hará!”. El libro “Organizados”, hasta menciona que como úlima opción ha de pedir ayuda… ¡a la Bestia! ¡A quien Satanás la domina!

En cambio, ¿quién ayudará a los siervos de circuito a seguir conduciendo estos flamantes autos del año?

Dá "esperanza" por autos del año

En la página de nuestro camarada JHK, (http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/11/no-se-hacen-colectas-te-lo-cogemos-de.html), ha aparecido un asco de carta. ¿Porqué será que cada carta que leo de la sociedad watchtower me produce la misma sensación?

Leamos:

Hace poco, un lector me hizo el siguiente comentario:
Hasta donde sé y conozco, ellos no piden diezmos, ni exigen alguna cantidad específica, que yo sepa el que pueda dar una contribución la da si quiere y cuando quiera dar y si no puedes, no te obligan a dar un solo céntimo.”

No creo que haga falta mas respuesta para esto.

¿Cuánta ayuda dá la watchtower a los pobres? Ninguna, cero, nothing, nada. Cualquier ayuda debe ser provista por cada individuo a su prójimo pobre; pero no solo en efectivo, sino tambien debe darla en forma de publicaciones “salvadoras de vidas”, a saber, todo el ramillete de libros, libritos, revistas y panfletos que salen desde las imprentas en Brooklyn.
Desde luego, se esperan las “agradecidas contribuciones” de estos pobres también.

Ver: http://testigoscristianosdejehova.blogspot.com/2008/10/fraude-y-engao-religioso-en-timor.html

http://www.watchtower.org/s/20060501/article_02.htm

Nos seguimos haciendo la pregunta: ¿Quién ayudará a los pobres? Y nos respondemos ahora mismo: “¡La sociedad watchtower JAMAS los hará!”. El libro “Organizados”, hasta menciona que como úlima opción ha de pedir ayuda… ¡a la Bestia! ¡A quien Satanás la domina!

En cambio, ¿quién ayudará a los siervos de circuito a seguir conduciendo estos flamantes autos del año?

La Sociedad watchtower: Crónica de cambios anunciados – Parte II

———————————
Atalaya 01 Noviembre de 2008
Nuestros lectores quieren saber:
¿Creen los testigos de Jehová que son los únicos que se van a salvar?
Los testigos de Jehová creen sinceramente que han encontrado la religión verdadera. Si no fuera así, cambiarían de creencias.
———————————

La Sociedad watchtower: Crónica de cambios anunciados – Parte II

Tema: ¿Cuál es la identidad de las “dos miríadas de miríadas” (200.000.000) de Revelación 9:13-21?

La Sociedad watchtower: Crónica de cambios anunciados – Parte II

———————————
Atalaya 01 Noviembre de 2008
Nuestros lectores quieren saber:
¿Creen los testigos de Jehová que son los únicos que se van a salvar?
Los testigos de Jehová creen sinceramente que han encontrado la religión verdadera. Si no fuera así, cambiarían de creencias.
———————————

La Sociedad watchtower: Crónica de cambios anunciados – Parte II

Tema: ¿Cuál es la identidad de las “dos miríadas de miríadas” (200.000.000) de Revelación 9:13-21?

Humberto Godínez: Lealtad a una organización y no a la Ley del Amor cristiana

El bien conocido caso de Raymond Franz, ex miembro del cuerpo gobernante de la década de los 70’s, ha hecho mella en muchas conciencias alrededor del mundo. Independiente de sus motivos al contar lo que contó referente a algunas cosas que ocurren en la organización de la sociedad watchtower, creo que su testimonio es tan válido como vital.

Por otro lado, quizás poco se sepa -o nada se sepa- acerca de algunos de los actores en su obra “Crisis de Conciencia”.

El libro “Crisis de Conciencia”, es un relato que sencillamente podría comparar a una ‘minúscula ventana que nos deja ver al cuerpo gobernante’ en una dimensión totalmente desconocida para casi todos los testigos de Jehová por el mundo. Si algún testigo no cree lo que ahí Ray Franz fue capaz de contar, ese testigo esa usando su básico derecho de convencerse de lo que más le guste.

Bueno, volviendo al tema de los personajes del libro “Crisis”, aquí tenemos a Humberto Godínez y cía., cubano de nacimiento, viejito de aspecto bonachón y amante de las invitaciones a casa de los hermanos para poder comer gratis a pago de su gran ‘experiencia’ en la “verdad”.


Estos son extractos del libro “Crisis de Conciencia” en donde se hace alusión a la participación de Humberto Godínez en los hechos:

***Página 283***
La siguiente mañana recibí una llamada de Albert Schroeder.
Antes de considerar lo conversado y la forma en que Schroeder quien, durante ese año, era el presidente del Cuerpo Gobernante, respondió a mis preguntas, considere primero lo que eventualmente llegué a enterarme en cuanto a lo que ya había sucedido y estaba por suceder, al momento en que él habló conmigo.
El 14 de abril, ocho días antes de que Schroeder contestara mi llamada, un Testigo de Nueva York llamado Joe Gould telefoneó al Departamento de Servicio de Brooklyn y habló con Harley Miller, uno de los cinco miembros del comité del Departamento de Servicio.El le dijo a Miller que un compañero de trabajo, un cubano de nombre Humberto Godínez, le había contado una conversación que tuvo lugar en su casa entre él y un amigo que era miembro de la familia de Betel. El dijo que el miembro de la familia de Betel se había expresado en cuanto a un número de puntos que diferían de las enseñanzas de la organización. Miller le recomendó a Gould que tratara de obtener de Godínez el nombre del miembro de la familia de Betel. Esto se hizo y el nombre de Cris Sánchez fue suministrado. Godínez dijo además que mi nombre y los de Ed Dunlap y René Vázquez, habían también surgido en la conversación. Miller no le recomendó a Gould ni a Godínez que trataran de aclarar el asunto con aquellos envueltos, como tampoco que trataran de solucionar el problema por medio de una discusión entre hermanos. Ni habló Miller con Ed Dunlap, quien le era bien conocido y quien trabajaba en una oficina al cruzar la calle de la suya. Ni tampoco hizo

***Página 284***
una llamada telefónica a René Vázquez, a quien conocía por muchos años, y cuyos servicios como chofer él a menudo utilizaba. El no trató de comunicarse con Cris Sánchez quien trabajaba en la imprenta de la Sociedad y quien le era accesible por teléfono.
El habló primero con los miembros del comité del Departamento de Servicio preguntándoles si ellos pudieran suministrar información similar. Y entonces fue al presidente del Cuerpo Gobernante, Albert Schroeder.
A Miller, se le pidió que hiciera arreglos para que Godínez y su esposa visitaran las oficinas centrales para entrevistarse con él. Nada se le dijo a Cris Sánchez, Ed Dunlap o René Vázquez, como de igual manera, nada se me comunicó a mí. El presidente del Comité del Cuerpo Gobernante evidentemente pensó que el actuar de esta manera considerada y, a la vez, evitar así que el asunto se convirtiera en problema mayor, no era el proceder deseado.
Durante la entrevista de Miller y los Godínez, Miller le sugirió a Godínez que llamara a René Vázquez y “con tacto” tratara que éste se expresara en cuanto al asunto. Miller no tuvo a bien hacerlo él mismo, ni tampoco consideró aconsejable telefonear a Ed Dunlap o cruzar la calle para hablar con él sobre el asunto. La llamada telefónica a René se hizo y la meta evidente se logró, pues René contestó de un modo que pudiera verse como incriminador. Otra entrevista con los Godínez se arregló, esta vez con el Comité de la Presidencia, compuesto por los miembros del Cuerpo Gobernante Schroeder, Suiter y Klein. La entrevista se efectuó el martes 15 de abril. Todavía no se había dicho nada a René, Ed, Cris o a mí. La entrevista duró dos horas y fue grabada. A través de los recuerdos e impresiones de los Godínez, aquellos tuvieron noticia de la conversación con Cris Sánchez, un compatriota cubano de éstos y amigo por largo tiempo, después de una comida en el hogar de los Godínez. Varios puntos controversiales se trataron. La presentación de los Godínez incluyó numerosas referencias a René, Ed Dunlap y a mí. Al fin de la grabación, cada uno de los tres miembros del Cuerpo Gobernante, Schroeder, Suiter y Klein, felicitaron a la pareja Godínez por su lealtad y expresaron (en la grabación misma) su desaprobación hacia aquellos implicados en la entrevista.

***Página 302***
El 20 de mayo me reuní con el Comité de la Presidencia y me dejaron escuchar una cinta del informe que ellos habían entregado al Cuerpo Gobernante sobre las entrevistas con los miembros del personal de la redacción, y también en relación a los pasos subsiguientes tomados por el Comité de la Presidencia, para poner en movimiento los procesos investigativos y judiciales. Entonces me dieron dos cintas para que las oyera, una contenía la entrevista de dos horas con la pareja cubana (los Godínez) y la otra, más corta, contenía una entrevista con un Testigo de apellido Bonelli. Allí me enteré por vez primera de la existencia de la cinta de dos horas y que ésta se había presentado al Cuerpo Gobernante un mes atrás. Me parece ridículo que después de todos los estragos causados a la vida de muchas personas desde que esta cinta se escuchó inicialmente, sólo ahora habían llegado al momento de permitirme a mí escucharla, el día antes de mi audiencia ante una sesión plenaria del Cuerpo Gobernante.
Llevé las cintas a mi oficina y escuché las grabaciones. El contenido me hizo sentir enfermo. A todo se le dio un aspecto feo. Estoy seguro que los Godínez se esforzaban por repetir las cosas como ellos las habían escuchado, pues yo los conocía y me consta que eran personas decentes. Pero a medida que Harley Miller los guiaba durante la entrevista, me preguntaba a mí mismo, “Fueron las cosas dichas a ellos realmente presentadas en la forma extrema en que ahora se presentan?” La posibilidad de determinar esto me fue eliminada pues el Comité de la Presidencia ya había dado las

***Página 303***
directivas para la formación de comités judiciales, los cuales habían efectuado la expulsión de aquellos implicados.
Al final de la cinta oí a los tres miembros del Comité de la Presidencia expresarse como si se sintieran satisfechos de tener un cuadro claro de los asuntos y, primero, alabaron por su lealtad a la pareja entrevistada, mientras que, después, condenaron a aquellos implicados. Esto me hizo sentir aún más enfermo. ¿Cómo podían hacer esto sin siquiera haber hablado con Cris Sánchez? ¿Por qué no
, estaba él allí? ¿Por qué fue, en efecto, René Vázquez empujado a una trampa mediante la sugerencia de Harley Miller (expresada en la cinta) de que Godínez le llamara y con mucho “tacto” tratara de hacer que René pronunciara expresiones comprometedoras? ¿Qué era 1o que estos hombres buscaban lograr, qué intereses les motivaban? ¿Era que sencillamente querían ayudar a las personas, entender sus puntos de vista y trabajar para lograr una resolución pacífica, tratar de aclarar los asuntos con un mínimo de dificultad y dolor por medio de consejo bondadoso, por medio de exhortar a moderación y prudencia de encontrarse deficiencia en ello? O, ¿era más bien para armar un pleito convincente en contra de las personas envueltas? No encontré nada en toda la cinta que indicara otra razón salvo la última.
Si el contenido de esa primera cinta era malo, el segundo fue mucho peor. Los Godínez habían expresado lo que recordaban de una conversación en su hogar y cómo las cosas dichas les habían sorprendido, y como dije, creo que ellos fueron sinceros en 1o que expresaron. La segunda cinta estaba llena básicamente de rumores. Pero la parte más descorazonadora de toda la grabación eran las manifestaciones hechas por los entrevistadores de las oficinas centrales.
Bonelli era miembro de una congregación de habla hispana cercana a la de René. La cinta comenzó con Albert Schroeder presentando a Bonelli como un hombre que había sido “siervo ministerial” (o “diácono”) en dos congregaciones previas pero que en el momento no ocupaba tal posición. El citó a Bonelli como habiendo afirmado que él no había sido nombrado siervo ministerial en la congregación actual debido a la actitud adversa de uno de los ancianos allí, de apellido Angulo.

***Página 317***
Expresé mi congoja de que, después de haber vivido y trabajado por tantos años con ellos como miembros compañeros del Cuerpo Gobernante, ni siquiera uno se había sentido llamado a comunicarse conmigo y trasmitirme honradamente los hechos respecto a lo que estaba pasando.
Schroeder, quien presidía, fue el único que respondió. Prontamente dijo, “Pero Ray, tú no demostraste franqueza con nosotros tampoco. No dijiste [en la conversación telefónica] de qué manera te enteraste de la investigación del Departamento de Redacción.” Y o contesté, “¿Me hiciste tal pregunta?” “No,” fue su respuesta. Dije, “Si me hubieras preguntado te lo hubiese dicho sin ninguna vacilación. Ed Dunlap me telefoneó y me lo mencionó.” Poco después, Karl Klein, otro miembro del Comité de la Presidencia, sonriendo admitió, “No nos mostramos francos con Ray,” y añadió que “si René Vázquez hubiese respondido a las preguntas de la manera que lo hizo Ray, no se le hubiera expulsado.” Ya que ni Karl, ni ningún otro miembro de todo el Cuerpo Gobernante, había hecho un esfuerzo por hablar con René, o de estar presente en la primera entrevista “investigativa” conducida con él, o en su primera audiencia judicial, o en la audiencia de su apelación, ellos solo podían juzgar las respuestas de él por los informes entregados por aquellos que condujeron tales actividades en lugar de ellos. No comprendo cómo podían pensar que les era posible juzgar o comparar enteramente a base de comentarios de segunda mano. El Comité de la Presidencia, el cual incluía a Karl Klein, estuvo dispuesto a sacar el tiempo para reunirse con los acusadores, para oír las acusaciones traídas, incluyendo el testimonio adverso dado por la pareja Godínez y por Bonelli, pero ellos no encontraron tiempo para hablar con uno de los acusados siquiera. Se me hace muy difícil ver en esto una expresión ejemplar de amor, de fraternidad, o de compasión.

***Página 323***
Menos de un año más tarde se encontró citado para una audiencia con un comité judicial. El día que 1o vi dijo, “Voy a ser bien franco con ellos. Va en contra de mi naturaleza el ser evasivo.” Agregó que tenía muy pocas dudas en cuanto a 1o que el comité haría.
Era ya casi el fin del mes de mayo. Cerca de seis semanas habían transcurrido desde que el Comité de la Presidencia había dejado escuchar la grabación de Godínez al Cuerpo Gobernante, en la cual el nombre de Ed se mencionaba en varias ocasiones. Más o menos ese mismo intervalo de tiempo había pasado desde que Barry y Barr 1o habían entrevistado, asegurándole que ellos estaban ‘solamente buscando información.’

————————————————-

La historia es algo larga, pero básicamente, la participación de los Godínez fue el inicio del fín de la “carrera espiritual” de Ray Franz y otros hermanos dentro de la sociedad watchtower. Además, fueron principales agentes que actuaron como el ‘anzuelo’ o trampa para la típica “caza de brujas” que es tan común en dentro de la organización de los testigos de Jehová.

¿Qué tanto sabia realmente Godínez de las verdades encontradas por éstos hombres? ¿Qué tanto sabía de las mentiras doctrinales que el cuerpo gobernante ha querido mantener tan ocultas de los testigos? Así como lo dice claramente Franz, los Godínez actuaron movidos por su sinceridad; pero gracias a esa misma “sinceridad”, pasaron a llevar crasamente la base de las buenas nuevas de predicadas y vividas por Jesús y resumidas en el segundo gran mandamiento: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”. Su sinceridad no quita su responsabilidad, ni los hace inocentes de las injusticias causadas por esta forma moderna de inquisición.

Lector, la “sinceridad” mostrada por los Godínez no es muy distinta de la que muestran nuestros propios parientes o amigos que nos “acusan” a los ancianos en vez de hablar directamente con nosotros -obedeciendo lo que manda Jesús en Mateo capítulo 18-. El culto donde estan envueltos controla tan fuertemente sus vidas, que son capaces de pasar a llevar los propios dichos de Jesús por la lealtad a una organización humana. “Muchos le dirán en aquel día: ¡Señor, Señor!”, dijo Jesús, “Pero no estarían haciendo la voluntad de Dios realmente”.

Quizás, lo único que le debemos agradecer a Humbero Godínez y a su esposa, es que aceleraron la llegada a nuestras manos de esta ‘pequeña ventana hacia el cuerpo gobernante’: el libro “Crisis de Conciencia”.

Godínez, ojalá que algunos de tus “leales” te cuenten acerca de esta entrada y de este blog, antes de tu próximo plato de arroz con gandules.

Humberto Godínez: Lealtad a una organización y no a la Ley del Amor cristiana

El bien conocido caso de Raymond Franz, ex miembro del cuerpo gobernante de la década de los 70’s, ha hecho mella en muchas conciencias alrededor del mundo. Independiente de sus motivos al contar lo que contó referente a algunas cosas que ocurren en la organización de la sociedad watchtower, creo que su testimonio es tan válido como vital.

Por otro lado, quizás poco se sepa -o nada se sepa- acerca de algunos de los actores en su obra “Crisis de Conciencia”.

El libro “Crisis de Conciencia”, es un relato que sencillamente podría comparar a una ‘minúscula ventana que nos deja ver al cuerpo gobernante’ en una dimensión totalmente desconocida para casi todos los testigos de Jehová por el mundo. Si algún testigo no cree lo que ahí Ray Franz fue capaz de contar, ese testigo esa usando su básico derecho de convencerse de lo que más le guste.

Bueno, volviendo al tema de los personajes del libro “Crisis”, aquí tenemos a Humberto Godínez y cía., cubano de nacimiento, viejito de aspecto bonachón y amante de las invitaciones a casa de los hermanos para poder comer gratis a pago de su gran ‘experiencia’ en la “verdad”.


Estos son extractos del libro “Crisis de Conciencia” en donde se hace alusión a la participación de Humberto Godínez en los hechos:

***Página 283***
La siguiente mañana recibí una llamada de Albert Schroeder.
Antes de considerar lo conversado y la forma en que Schroeder quien, durante ese año, era el presidente del Cuerpo Gobernante, respondió a mis preguntas, considere primero lo que eventualmente llegué a enterarme en cuanto a lo que ya había sucedido y estaba por suceder, al momento en que él habló conmigo.
El 14 de abril, ocho días antes de que Schroeder contestara mi llamada, un Testigo de Nueva York llamado Joe Gould telefoneó al Departamento de Servicio de Brooklyn y habló con Harley Miller, uno de los cinco miembros del comité del Departamento de Servicio.El le dijo a Miller que un compañero de trabajo, un cubano de nombre Humberto Godínez, le había contado una conversación que tuvo lugar en su casa entre él y un amigo que era miembro de la familia de Betel. El dijo que el miembro de la familia de Betel se había expresado en cuanto a un número de puntos que diferían de las enseñanzas de la organización. Miller le recomendó a Gould que tratara de obtener de Godínez el nombre del miembro de la familia de Betel. Esto se hizo y el nombre de Cris Sánchez fue suministrado. Godínez dijo además que mi nombre y los de Ed Dunlap y René Vázquez, habían también surgido en la conversación. Miller no le recomendó a Gould ni a Godínez que trataran de aclarar el asunto con aquellos envueltos, como tampoco que trataran de solucionar el problema por medio de una discusión entre hermanos. Ni habló Miller con Ed Dunlap, quien le era bien conocido y quien trabajaba en una oficina al cruzar la calle de la suya. Ni tampoco hizo

***Página 284***
una llamada telefónica a René Vázquez, a quien conocía por muchos años, y cuyos servicios como chofer él a menudo utilizaba. El no trató de comunicarse con Cris Sánchez quien trabajaba en la imprenta de la Sociedad y quien le era accesible por teléfono.
El habló primero con los miembros del comité del Departamento de Servicio preguntándoles si ellos pudieran suministrar información similar. Y entonces fue al presidente del Cuerpo Gobernante, Albert Schroeder.
A Miller, se le pidió que hiciera arreglos para que Godínez y su esposa visitaran las oficinas centrales para entrevistarse con él. Nada se le dijo a Cris Sánchez, Ed Dunlap o René Vázquez, como de igual manera, nada se me comunicó a mí. El presidente del Comité del Cuerpo Gobernante evidentemente pensó que el actuar de esta manera considerada y, a la vez, evitar así que el asunto se convirtiera en problema mayor, no era el proceder deseado.
Durante la entrevista de Miller y los Godínez, Miller le sugirió a Godínez que llamara a René Vázquez y “con tacto” tratara que éste se expresara en cuanto al asunto. Miller no tuvo a bien hacerlo él mismo, ni tampoco consideró aconsejable telefonear a Ed Dunlap o cruzar la calle para hablar con él sobre el asunto. La llamada telefónica a René se hizo y la meta evidente se logró, pues René contestó de un modo que pudiera verse como incriminador. Otra entrevista con los Godínez se arregló, esta vez con el Comité de la Presidencia, compuesto por los miembros del Cuerpo Gobernante Schroeder, Suiter y Klein. La entrevista se efectuó el martes 15 de abril. Todavía no se había dicho nada a René, Ed, Cris o a mí. La entrevista duró dos horas y fue grabada. A través de los recuerdos e impresiones de los Godínez, aquellos tuvieron noticia de la conversación con Cris Sánchez, un compatriota cubano de éstos y amigo por largo tiempo, después de una comida en el hogar de los Godínez. Varios puntos controversiales se trataron. La presentación de los Godínez incluyó numerosas referencias a René, Ed Dunlap y a mí. Al fin de la grabación, cada uno de los tres miembros del Cuerpo Gobernante, Schroeder, Suiter y Klein, felicitaron a la pareja Godínez por su lealtad y expresaron (en la grabación misma) su desaprobación hacia aquellos implicados en la entrevista.

***Página 302***
El 20 de mayo me reuní con el Comité de la Presidencia y me dejaron escuchar una cinta del informe que ellos habían entregado al Cuerpo Gobernante sobre las entrevistas con los miembros del personal de la redacción, y también en relación a los pasos subsiguientes tomados por el Comité de la Presidencia, para poner en movimiento los procesos investigativos y judiciales. Entonces me dieron dos cintas para que las oyera, una contenía la entrevista de dos horas con la pareja cubana (los Godínez) y la otra, más corta, contenía una entrevista con un Testigo de apellido Bonelli. Allí me enteré por vez primera de la existencia de la cinta de dos horas y que ésta se había presentado al Cuerpo Gobernante un mes atrás. Me parece ridículo que después de todos los estragos causados a la vida de muchas personas desde que esta cinta se escuchó inicialmente, sólo ahora habían llegado al momento de permitirme a mí escucharla, el día antes de mi audiencia ante una sesión plenaria del Cuerpo Gobernante.
Llevé las cintas a mi oficina y escuché las grabaciones. El contenido me hizo sentir enfermo. A todo se le dio un aspecto feo. Estoy seguro que los Godínez se esforzaban por repetir las cosas como ellos las habían escuchado, pues yo los conocía y me consta que eran personas decentes. Pero a medida que Harley Miller los guiaba durante la entrevista, me preguntaba a mí mismo, “Fueron las cosas dichas a ellos realmente presentadas en la forma extrema en que ahora se presentan?” La posibilidad de determinar esto me fue eliminada pues el Comité de la Presidencia ya había dado las

***Página 303***
directivas para la formación de comités judiciales, los cuales habían efectuado la expulsión de aquellos implicados.
Al final de la cinta oí a los tres miembros del Comité de la Presidencia expresarse como si se sintieran satisfechos de tener un cuadro claro de los asuntos y, primero, alabaron por su lealtad a la pareja entrevistada, mientras que, después, condenaron a aquellos implicados. Esto me hizo sentir aún más enfermo. ¿Cómo podían hacer esto sin siquiera haber hablado con Cris Sánchez? ¿Por qué no
, estaba él allí? ¿Por qué fue, en efecto, René Vázquez empujado a una trampa mediante la sugerencia de Harley Miller (expresada en la cinta) de que Godínez le llamara y con mucho “tacto” tratara de hacer que René pronunciara expresiones comprometedoras? ¿Qué era 1o que estos hombres buscaban lograr, qué intereses les motivaban? ¿Era que sencillamente querían ayudar a las personas, entender sus puntos de vista y trabajar para lograr una resolución pacífica, tratar de aclarar los asuntos con un mínimo de dificultad y dolor por medio de consejo bondadoso, por medio de exhortar a moderación y prudencia de encontrarse deficiencia en ello? O, ¿era más bien para armar un pleito convincente en contra de las personas envueltas? No encontré nada en toda la cinta que indicara otra razón salvo la última.
Si el contenido de esa primera cinta era malo, el segundo fue mucho peor. Los Godínez habían expresado lo que recordaban de una conversación en su hogar y cómo las cosas dichas les habían sorprendido, y como dije, creo que ellos fueron sinceros en 1o que expresaron. La segunda cinta estaba llena básicamente de rumores. Pero la parte más descorazonadora de toda la grabación eran las manifestaciones hechas por los entrevistadores de las oficinas centrales.
Bonelli era miembro de una congregación de habla hispana cercana a la de René. La cinta comenzó con Albert Schroeder presentando a Bonelli como un hombre que había sido “siervo ministerial” (o “diácono”) en dos congregaciones previas pero que en el momento no ocupaba tal posición. El citó a Bonelli como habiendo afirmado que él no había sido nombrado siervo ministerial en la congregación actual debido a la actitud adversa de uno de los ancianos allí, de apellido Angulo.

***Página 317***
Expresé mi congoja de que, después de haber vivido y trabajado por tantos años con ellos como miembros compañeros del Cuerpo Gobernante, ni siquiera uno se había sentido llamado a comunicarse conmigo y trasmitirme honradamente los hechos respecto a lo que estaba pasando.
Schroeder, quien presidía, fue el único que respondió. Prontamente dijo, “Pero Ray, tú no demostraste franqueza con nosotros tampoco. No dijiste [en la conversación telefónica] de qué manera te enteraste de la investigación del Departamento de Redacción.” Y o contesté, “¿Me hiciste tal pregunta?” “No,” fue su respuesta. Dije, “Si me hubieras preguntado te lo hubiese dicho sin ninguna vacilación. Ed Dunlap me telefoneó y me lo mencionó.” Poco después, Karl Klein, otro miembro del Comité de la Presidencia, sonriendo admitió, “No nos mostramos francos con Ray,” y añadió que “si René Vázquez hubiese respondido a las preguntas de la manera que lo hizo Ray, no se le hubiera expulsado.” Ya que ni Karl, ni ningún otro miembro de todo el Cuerpo Gobernante, había hecho un esfuerzo por hablar con René, o de estar presente en la primera entrevista “investigativa” conducida con él, o en su primera audiencia judicial, o en la audiencia de su apelación, ellos solo podían juzgar las respuestas de él por los informes entregados por aquellos que condujeron tales actividades en lugar de ellos. No comprendo cómo podían pensar que les era posible juzgar o comparar enteramente a base de comentarios de segunda mano. El Comité de la Presidencia, el cual incluía a Karl Klein, estuvo dispuesto a sacar el tiempo para reunirse con los acusadores, para oír las acusaciones traídas, incluyendo el testimonio adverso dado por la pareja Godínez y por Bonelli, pero ellos no encontraron tiempo para hablar con uno de los acusados siquiera. Se me hace muy difícil ver en esto una expresión ejemplar de amor, de fraternidad, o de compasión.

***Página 323***
Menos de un año más tarde se encontró citado para una audiencia con un comité judicial. El día que 1o vi dijo, “Voy a ser bien franco con ellos. Va en contra de mi naturaleza el ser evasivo.” Agregó que tenía muy pocas dudas en cuanto a 1o que el comité haría.
Era ya casi el fin del mes de mayo. Cerca de seis semanas habían transcurrido desde que el Comité de la Presidencia había dejado escuchar la grabación de Godínez al Cuerpo Gobernante, en la cual el nombre de Ed se mencionaba en varias ocasiones. Más o menos ese mismo intervalo de tiempo había pasado desde que Barry y Barr 1o habían entrevistado, asegurándole que ellos estaban ‘solamente buscando información.’

————————————————-

La historia es algo larga, pero básicamente, la participación de los Godínez fue el inicio del fín de la “carrera espiritual” de Ray Franz y otros hermanos dentro de la sociedad watchtower. Además, fueron principales agentes que actuaron como el ‘anzuelo’ o trampa para la típica “caza de brujas” que es tan común en dentro de la organización de los testigos de Jehová.

¿Qué tanto sabia realmente Godínez de las verdades encontradas por éstos hombres? ¿Qué tanto sabía de las mentiras doctrinales que el cuerpo gobernante ha querido mantener tan ocultas de los testigos? Así como lo dice claramente Franz, los Godínez actuaron movidos por su sinceridad; pero gracias a esa misma “sinceridad”, pasaron a llevar crasamente la base de las buenas nuevas de predicadas y vividas por Jesús y resumidas en el segundo gran mandamiento: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo”. Su sinceridad no quita su responsabilidad, ni los hace inocentes de las injusticias causadas por esta forma moderna de inquisición.

Lector, la “sinceridad” mostrada por los Godínez no es muy distinta de la que muestran nuestros propios parientes o amigos que nos “acusan” a los ancianos en vez de hablar directamente con nosotros -obedeciendo lo que manda Jesús en Mateo capítulo 18-. El culto donde estan envueltos controla tan fuertemente sus vidas, que son capaces de pasar a llevar los propios dichos de Jesús por la lealtad a una organización humana. “Muchos le dirán en aquel día: ¡Señor, Señor!”, dijo Jesús, “Pero no estarían haciendo la voluntad de Dios realmente”.

Quizás, lo único que le debemos agradecer a Humbero Godínez y a su esposa, es que aceleraron la llegada a nuestras manos de esta ‘pequeña ventana hacia el cuerpo gobernante’: el libro “Crisis de Conciencia”.

Godínez, ojalá que algunos de tus “leales” te cuenten acerca de esta entrada y de este blog, antes de tu próximo plato de arroz con gandules.

Testigos de Jehová: Sinceridad ante todo

Hace algunas semanas atrás, el blog “ErMiguel.es” -de un testigo de Jehová activo-, en buena fe publicó una interesante foto en una entrada titulada “Sinceridad ante todo”. Aquí esta la copia de tal entrada con su enlace original -aunque no creo que el enlace siga activo-:

http://www.ermiguel.es/2008/10/sinceridad-ante-todo/

A raíz de la misma curiosa entrada, en mi blog publiqué un par de artículos que hacían alusión a la manera como los testigos de Jehová realmente “leen” la Biblia. Aquí esta tal enlace:

http://testigoscristianosdejehova.blogspot.com/2008/10/comentario-curiosa-foto-en-interesante.html

Debido que hubieron comentarios en contra de mi entrada, tuve que explicarla en más detalle. Aquí esta ese enlace también:

http://testigoscristianosdejehova.blogspot.com/2008/10/respuesta-e-mail-enviado-el-tue-oct-14.html

Hoy me encuentro una doblemente interesante entrada en el blog de nuestro colega blogero “ErMiguel.es”. Aqui está la foto de la entrada y el respectivo enlace:

Como buen blogero, simplemente no puedo quedarme callado acerca de este asunto. Primeramente, quisiera mandar un saludo y una felicitación a ErMiguel por su valentía al asumir su equivocación y decir a viva voz: “he creído en esta foto falsa” -o “fake” como él mismo lo dice-. Sea que la haya creído como verdadera o no, o como si fuera simplemente un chiste, es una responsabilidad el poner un blog con información que desde ya se asume como veraz; sobre todo si va dirigida a un grupo de personas que alega firmemente el ‘haber encontrado la verdad’ , ‘tener la verdad’, ‘estar en la verdad’, ser ‘amadores de la verdad’ y ‘vivir la verdad’.
Esto es muy serio y han comenzado a saltar muchas preguntas en mi cabeza:
– ¿Cuántos testigos anduvieron -a raíz de esta foto- hablando de cómo la iglesia los reconoce como veraces?
– ¿A cuántos sinceros testigos embaucó -por no decir: engañó- la ‘sinceridad’ del hermano testigo de Jehová que creó esta foto y que comenzó esta cadena de correos engañosos?
– ¿Al haber visto esa foto, cuántos testigos creyeron y sintieron cierta clase de confirmación, de que ‘realmente estaban en la “verdad”‘?
– Cada testigo que creyó, publicó, promocionó y habló sobre esta falsa foto a otros… ¿será capaz de dar la cara o mandarles un correo a sus contactos asumiendo su parte de culpa al esparcir un engaño? ¿O simplemente se mantendrán callados?
Pero la cosa no queda ahí. Esta situación es un espejo fiel del hecho que, durante 130 años, la sociedad watchtower ha hecho lo mismo: “ha trucado verdades Biblicas para sustentar sus propios dogmas, los cuales han tenido que se cambiados continuamente por haberse demostrados falsos y mentirosos”.
– ¿Cuándo la sociedad watchtower dará la cara y pedirá un sincero perdón por sus falacias y cómo éstas han afectado profundamente la vida de millones de seres humanos? Durante 130 años, millones de testigos las han estado esparciendo por toda la tierra, porque han creído que son verdad; como la foto.
– ¿Acaso esparcir mentiras -o verdades que luego dejan de serlo- es una prueba del verdadero cristianismo?

ErMiguel, creo que con esa entrada tuya y con tu reconocimiento de falta, has dado una lección de humildad a los gerontócratas de Brooklyn.
Supongo que también has aprendido la importancia de siempre decir la verdad; como los ‘apóstatas’ responsables, que desenmascaramos la mentira con pruebas en la mano. Por eso se nos expulsa sin comités judiciales, por eso se nos aísla, por eso se nos cataloga como una peste y se nos injuria; porque somos realmente peligrosos para el sistema autoritario de la sociedad watchtower. Porque amamos al Dios de la Biblia y a Su Palabra y despreciamos las publicaciones llenas de “verdades” con fecha de vencimiento de la sociedad watchtower y a su sistema autoritario que solo intenta dirigir las vidas humanas a su conveniencia.

Para no ser menos, también he hecho mi propio cartel. Aquí les va. Parece que es mas verdadero que el original.